El fenómeno de las ‘aidoru’

aidoru 1

En la cultura japonesa, las ídolos (アイドル, aidoru) son personajes de los medios en edad de adolescencia y principios de los veintes que se consideran particularmente atractivas y lindas, y que regularmente aparecen en los medios como cantantes de J-pop, actores de comerciales, series de televisión, talk shows, o modelan para revistas y publicidad, entre muchas otras cosas.

Hibari Misora

Gracias a grupos como AKB48, las aidoru se convirtieron en una forma de expresión artística que ha influenciado a artistas como Murakami Takashi, o MR (kaikaikiki). El origen de las aidoru es un poco obscuro, y data de la época de la posguerra, cuando muchos niños habían quedado huérfanos. Muchos de ellos aprendían habilidades como bailar o cantar para poder entrar en los cabarets y conseguir sustento. La estrella más grande de este periodo fue Hibari Misora, quien a pesar de ser huérfana era explotada por su madre. A pesar de ello, Hibari inspiró a muchos jóvenes para volverse en estrellas.

Seiko Matsuda

Cuatro décadas después, en la década de los ochentas ocurrió el boom de las aidoru, apoyada por varias industrias que llevaban a cabo audiciones públicas en busca de diamantes en bruto. En ese entonces las estrellas hacían actuaciones en solo, acompañadas por un grupo de bailarines de fondo. En este periodo surgió Seiko Matsuda, quien todavía hoy en día es famosa, y Masahiko Kondo y Kyoko Koizumi, de quienes se dice que eran explotadas por las agencias, algunas de ellas vinculadas a los yakuza.

Momoe Yamaguchi

Niñas adolescentes entre los 14 y 16, y jóvenes adolescentes entre sus 15 y 18 comenzaron a volverse famosos. Momoe Yamaguchi en particular fue una gran estrella hasta su matrimonio y retiro en 1980. Las ídolos dominaron la escena de la música pop en la década de los ochentas, que se conoce como la Era de Oro de los ídolos en Japón.

En un solo año podían aparecer un gran número de aidoru para desaparecer al siguiente. Algunas aidoru como Seiko Matsuda siguen siendo populares hoy en día. En los noventas, la presencia de las aidoru comenzó a disminuir, y la industria de la música prefirió músicos de rock y rap, quienes representaban mayores ventas. Sin embargo, grupos como SMAP, Kinki Kids, Tokyo y V6 continuaron siendo populares. El impacto de este fenómeno llegó a afectar a Hong Kong, Corea del Sur, Taiwán y otros países del sudeste asiático.

aidoru 2

Comunmente se dice que las aidoru representan la forma perfecta de una mujer en la sociedad japonesa, como en el pasdo era representado a través de la pintura como en el ukiyo-e. Ellas son expresión de la sexualidad femenina y frecuentemente se visten de manera erótica. Sin lugar a duda, por eso se vuelven ídolos para las audiencias, tanto masculinas como femeninas. Las expectativas de la audiencia se alimentan con detalles íntimos que se publican como las medidas de las aidoru, comida favorita, color favorito, pasatiempos, etcétera.

Hatsune Miku

Desde el 2007 surgió una nueva categoría de aidoru: las ídolos virtuales, que se han vuelto populares en Japón. Desde que se creó el sintetizador de voz Vocaloid 2 con el personaje de Hatsune Miku, las ídolos virtuales han ido acumulando popularidad entre el público. Además, estos personajes han sido adaptados a anime, manga, novelas y videojuegos. Otro ejemplo de ídolos virutales son los personajes de Idol Master.

Akina Nakamori

La idea de volverse una estrella a temprana edad usualmente es idílica, pero las apariencias esconden detrás una cruda verdad. Es una profesión exigente, y requiere de mucha determinación y disciplina. Prueba de ello es el incidente de Yukiko Okada y Akina Nakamori, dos aidoru de los ochentas que se terminaron por suicidar.

Minami Minegishi

Atsuko Maeda, quien perteneció a AKB48 confesó que llegaba a tener sólo 2 horas de sueño y un ingreso calórico de 800 calorías por día. No tenía nada de libertad ni tiempo libre. Incluso se decía que de los ingresos que generaba, 60% quedaba en manos de su agencia. Existe un rumor no oficial que dice que ascendía al 80%. Finalmente está el incidente de Minami Minegishi, quien fue expulsada de AKB48 después de que se descubrió que tenía un novio. Como regla del grupo, las integrantes de la banda tienen estrictamente prohibido tener una relación, pues pierden popularidad. A manera de disculpa, Minami hizo un comunicado en el que se rapó (en Japón, tradicionalmente para compensar una deshonra las mujeres se cortan el pelo) y pidió una disculpa al público.

Perfect Blue

Perfect Blueuna película dirigida por Satoshi Kon retrata perfectamente lo obscuro que es la industria de las aidoru tras bambalinas.

Publicidad

Deja tu comentario!