J-Horror: Películas de terror japonesas

j-horror 1

J-horror es un término utilizado para referirse a las contribuciones japonesas a las películas de terror en la cultura popular. El J-Horror se distingue por enfocarse en el terror psicológico y la creación de tensión (anticipación), particularmente involucrando a fantasmas y poltergeists, y en ocasiones incluye temas del folclor japonés. 

Occidente ha sido inundado por la cultura popular japonesa desde que el anime y el manga comenzaron a esparcirse en la década de los noventas. Una década después, la importación de otras formas de entretenimiento se volvió todo un fenómeno. Los cómics japoneses ahora se encuentran traducidos en varias tiendas, Hollywood hace remakes de películas japonesas.

Sin embargo, las audiencias frecuentemente tienen un choque cultural cuando encuentran con formas de entretenimiento de japoneses para japoneses. A pesar de los esfuerzos de adaptar obras japonesas al mercado occidental, frecuentemente hay signos de la cultura japonesa que no tienen equivalente en la cultura occidental. Esto ha llevado frecuentemente a la creencia de que los japoneses son personas extrañas.

Sadako

Una excepción de esto es el género de terror japonés, que le ha ido bien en occidente. Películas como El aroJuon tuvieron un gran éxito en occidente, y han renovado el interés de películas extranjeras. Se puede ver este éxito en otros medios, como en el género literario, con Haruki Murakami y su novela Crónica del pájaro que da cuerda al mundo y videojuegos como Silent HillFatal Frame y Resident Evil.

¿Qué es lo que hace al horror japonés tan exitoso? Para contestar esta pregunta primero hay que tomar en cuenta el sistema de creencias de los japoneses. Primero que nada, hay que saber que las dos principales religiones de Japón son budismo y sintoísmo. El budismo fue introducido por los coreanos  alrededor del 500 d. de C., pero el sintoísmo es originario de Japón. Curiosamente hoy en día ambas religiones son practicadas: las bodas se hacen según el rito sintoísta, y los funerales son típicamente budistas.

Gracias a la flexibilidad religiosa, la cultura japonesa tiene una gran riqueza de leyendas y creencias que vienen de estas dos religiones. El budismo enseña que la vida es una fachada y que el ciclo sin fin de la muerte y resurrección solo se puede evitar al darse cuenta de su decepción. Muchas historias budistas de fantasmas se crearon para reforzar esta idea (hay una historia traducida por Lafcadio Hearn que habla de un monje budista que escala una montaña solo para encontrar que está hecha de sus huesos  de vidas pasadas). El sintoísmo, por otro lado, enseña que se debe adorar a los antepasados. El sintoísmo poco habla de temas de la muerte, pero sugiere que cada persona tiene un alma y que se queda en el mundo de los vivos si la persona muere con un pesar, con un sentimiento extremo o si no se le da un funeral adecuado. Este elemento es importante en las películas de horror japonesas.

youkai

Las apariciones en la mitología japonesa se pueden clasificar en dos: yōkai (妖怪)y yūrei(幽霊)Los yōkai son seres extraños y que inspiran temor. Típicamente seres físicos (opuesto a los yūrei que son etéreos), los yōkai son similares a los monstruos en ocidente: tienen formas animales y son algo torpes, aunque a veces pueden ser malvados. Esta clase de monstruos incluye trasgos y ogros, o criaturas que son venevolentes como el tanuki o el tsuchinoko. Hay muchos tipos de yōkai, y se les puede encontrar en varias expresiones de la cultura popular. Estos seres usualmente son caricaturescos, y han tenido mucho impacto a través de los videojuegos y cómics.

Yuki Onna

Por otro lado, los yūrei son la esencia del horror japonés. Los yūrei son fantasmas o espíritus que se han quedado en este mundo por un asunto pendiente o porque murieron con un sentimiento muy fuerte. A diferencia de los yōkai, los yūrei tienen un propósito o misión en particular, y son usualmente malvados. Se dice que una persona que se transforma en fantasma olvida todo sobre su vida pasada y se concentra solo en aquello que lo detiene del descanso. Hay historias como La historia de Okiku que representan a fantasmas que regresan para atormentar a sus asesinos, o expresar la angustia que los llevó al suicidio, o recompensar a aquellos que cumplen con su última voluntad antes de morir.

El concepto detrás del yūrei  es el de onnen (怨念), la idea de que algunos sentimientos son tan fuertes que su poder se extiende más allá de la tumba. Muchos fantasmas clásicos y contemporáneos de Japón presentan este elemento. Esto se puede ver en personajes de películas como Sadako en El aro, el antagonista en Juon, o en las explicaciones del origen de Hanako en Hanako san del bañoOnnen es el concepto central en las leyendas japonesas y es lo que diferencia al horror japonés de otras películas.

j-horror 4

Los japoneses usualmente retratan a los yūrei  vestidos en trajes de funerales con pelo largo y obscuro. Originalmente los yūrei  se representaban en el arte y teatro como personas normales, pero su estilo cambió en el siglo XVIII. Desde entonces, los fantasmas tienen esa apariencia espectral. Por alguna razón, los yūrei normalmente son personajes femeninos. Tal vez sea porque se piensa que las mujeres tienden a retener sentimientos por más tiempo y más fuertemente que los hombres.

Los yūrei  tienden a atormentar a una persona en específico, o estar en un lugar específico. Ya que los yūrei  tienen una razón en específico por la cual siguen en este mundo, no atacan a otras personas que no se relacionen con ellos. En La historia de Okiku por ejemplo, la desesperación de Okiku por la falsa acusación es tan grande que no es capaz de descansar, aunque no haya sido su culpa.

Existen otras características que distinguen al horror japonés:

  • El universo es gobernado por reglas
  • Estas reglas están más allá de la comprensión humana
  • La sociedad moderna no ofrece protección de los espíritus y fantasmas (noten cómo en algunas películas los personajes utilizan recursos tecnológicos como en el caso de Sadako)
  • Perseverancia frente a la destrucción inminente
  • Escenarios con agua (a los fantasmas se les asocia con el agua)

j-horror 2

En el contexto moderno muchos de estos elementos se pueden ver en las películas de horror japonesas. En el caso de El aro, por ejemplo, Sadako viste de blanco, su pelo es largo y le cubre el rostro, existe en el mundo de los vivos porque tuvo una muerte horrible. Como Okiku, permanece en el fondo de un pozo, y como Yuki-Onna, Sadako es malvada y destructiva, pero limitada por las reglas del universo. Si las víctimas no ven el video, o si siguen el procedimiento correcto para liberarse de la maldición, Sadako no tiene poder sobre ellos. Salvo por el recurso tecnológico del video, todos los demás elementos son de una historia tradicional.

hanako san del baño

En el caso de Hanako san del baño, tiene algunas similitudes con La historia de Okiku: el escusado que es un lugar con agua, los baños que son un lugar obscuro y sucio. También se encuentra sujeto a las reglas del universo, ya que se debe llevar a cabo un procedimiento específico para invocar a Hanako.

Tanto El aro como Hanako san en el baño muestran que la tecnología y la sociedad moderna no son un resguardo de los espíritus. De hecho, en El aro Juon van un paso más allá y sugieren que la tecnología puede ser aprovechada por seres malignos para atormentar a sus víctimas. Esto es muy común en el horror japonés. Un ejemplo es la animación flash llamada Red room, que cuenta la historia de un pop-up de internet que se rumora que existe. Supuestamente el pop-up aparece después de navegar por mucho tiempo en internet, con un mensaje que no se entiende y con un sonido de una voz extraña. Según el rumor, si se cerraba ese pop-up, la persona moría. El uso de la tecnología en las películas de terror está claramente influenciado por los cambios tecnológicos de Japón durante el siglo XX, con el auge tecnológico en la vida cotidiana y la influencia de los medios de comunicación masivos.

j-horror 3

Varias de estas características son lo que distinguen a las películas japonesas de las películas occidentales. En las historias de terror occidentales, a pesar de que los seres son sobrenaturales, existe una explicación y se llega a comprender el fenómeno en su totalidad. En cambio, en las películas japonesas, hay muchas cosas que quedan sin explicar. ¿Por qué podía Sadako salir de una pantalla? En segundo lugar, a diferencia de las películas occidentales en las que lo sobrenatural se encuentra ubicado en una locación específica (una casa embrujada, por ejemplo), en la tradición japonesa el mundo material está rodeado de otros mundos, por lo que lo desconocido está en cualquier lugar.

Si te interesan las películas de terror japonesas, te recomiendo que revises el top 10 de películas de terror japonesas.

Publicidad

Deja tu comentario!