Los Abenomics y las tres flechas de la economía japonesa

PM Shinzo Abe

Los Abenomics es el nombre que reciben una serie de medidas introducidas por el primer ministro Shinzo Abe después de su reelección en diciembre del 2012 luego de haber renunciado en un periodo anterior en el 2007. Su meta es revivir a la economía que se encuentra estancada mediante “tres flechas” (3本の矢): un estímulo fiscal masivo, una flexibilización monetaria masiva del Banco de Japón, y reformas estructurales que impulsen la competitividad japonesa.

Para fines de Febrero las medidas resultaron en un debilitamiento grave del yen y un aumento del 22 por ciento en el mercado de acciones Topix desde su ascenso al poder. El Banco Central de Japón también ha cedido a la presión de la administración de Abe para establecer una inflación de 2 puntos porcentuales.

Las primeras “dos flechas” han sido catalogadas como medidas keynesianas puras, y son controversiales, ya que si funcionan, generarán grandes tensiones. La tercera flecha, la reforma al programa que promueva la inversión privada es la más importante estratégicamente hablando. Para regresar a un crecimiento estable y relativamente rápido, la economía japonesa debe volverse más flexible y competitiva. Las restricciones de gobierno, leyes anticompetitivas y onerosas, regulaciones, interferencias burocráticas, e impuestos altos son los obstáculos para que el mercado sea competitivo a nivel internacional.

Abenomics

Para llevar a cabo la meta de esta “tercera flecha”, el gobierno de Shinzo Abe y de Aso Taro, se han impulsado tres órganos de gobierno, dos de los cuales son nuevos: el Consejo de Políticas Económica y Fiscal, a cargo del primer ministro; el Consejo de Competitividad Industrial, también precedido por el primer ministro; y el Consejo de Reforma Regulatoria, liderado por un ex ejecutivo de Sumitomo Corporation que reportará al ministerio sobre la reforma administrativa. Los órganos más recientes son los últimos dos.

El propósito del estímulo fiscal es contar con un presupuesto suplementario para el año fiscal del 2012 (De Abril del 2012 a Marzo del 2013), para canalizar el gasto extra en obras públicas y otros proyectos similares. Abe también ha revelado una nueva estrategia de desarrollo, que tiene por objetivo pulir al sector privado para la inversión. Una vez que los negocios se vuelvan más fuertes, de acuerdo a Abe, el sector privado se volverá el principal motor de crecimiento del sector público. Este escenario ha sido titulado como el “cohete de tres etapas” que pondrá a la economía en órbita, revirtiendo el efecto deflacionista en el proceso.

Por sobre todas las cosas, Abe ha puesto mucho énfasis en la importancia de la flexibilización monetaria. Durante la campaña para las Elecciones de la Casa de Representantes en Diciembre del 2012 hizo que el Partido Liberal Democrático prometiera alcanzar un aumento de precios del 2%, y reveló que estaba pensando un acuerdo político entre el Banco de Japón y el gobierno para asegurar que actuaran al unísono.

Banco de Japón

¿Podemos esperar una resurrección económica después de la flexibilización económica? Desafortunadamente no hay garantías. El problema es que los cambios en las condiciones económicas siempre tienen buenos y malos efectos. Consideren, por ejemplo, el debilitamiento reciente del yen. Por ahora impulsará al sector exportador del país permitiéndoles venderlo a un menor precio. Sin embargo al mismo tiempo también aumentan los precios de importación a la ve zque el yen cae. Con la energía nuclear fuera de servicio, y las importaciones de petróleo y gas natural al alza, los precios altos eventualmente golpearán de regreso a los manufactureros con cuentas de energía más altas.

Publicidad

Deja tu comentario!