trabajar en Japón

Artículo original por Rochelle Kopp para JapanTimes

En los tiempos de la burbuja económica, pude obtener un trabajo en un banco japonés en Tokyo con una habilidad en el idioma que era a lo mucho intermedia. Con mucho esfuerzo (y clases generosamente pagadas por mi empleador) pude mejorar rápidamente y eventualmente estaba escribiendo reportes en japonés.

Viendo a los trabajadores extranjeros en Japón el día de hoy, veo a mucha gente que llega con habilidades mucho más altas que cuando yo comencé. Y con frecuencia escucho a gente buscando empleo que se preguntan cuánto japonés necesitan en realidad para trabajar en Japón.

Así que le he preguntado a algunos reclutadores basados en Japón sobre sus opiniones en qué nivel se necesitan sus clientes.

Tuve una respuesta muy consistente: A excepción de algunos puestos especializados, necesitas un buen nivel de japonés, con un JLPT N2 como el estándar más común.

Habilidades para trabajar en Japón

Como Casey Wahl, CEO de Wahl and Case lo explica, “más compañías están más familiarizadas con los extranjeros, pero no tienen mucha tolerancia ante niveles bajos de japonés y para aquellos que no estén dispuestos a ajustarse a la cultura corporativa japonesa.”

“(N2) debería abrir la mayoría de puertas y permitirte hacer una entrevista,” dice Wahl. “Entonces ya dependería de tu habilidad de comunicación (usualmente con mayor prioridad que la habilidad escrita) para pasar los requisitos de idioma.”

Akemi Hamano, una reclutadora en la consultora Hays dice que, a excepción de los puestos de cuello azul, las compañías están buscando un japonés a nivel de negocios que sea suficiente para la comunicación interna y poder tomar decisiones en conjunto.

David Price, director de servicio al cliente en Robert Half, es más directo: “En la mayoría de los casos es muy simple, si tus colegas o clientes no pueden o no hablan tu idioma, entonces tú debes de poder hablar el idioma de ellos, (y en muchos casos debes poder leer y escribir)” dice Price.

Al mismo tiempo, mientras las expectativas para la habilidad oral son altas, Alan Adkins, presidente de The Refined Group, aclara que hay más flexibilidad cuando se trata de leer y escribir, debido a que la gente está consciente que leer kanji es difícil.

El valor que se coloca en la habiliad del idioma japonés no sólo está relacionada con la facilidad para la comunicación diaria. “Muchas compañías también buscan un nivel de negocios en japonés como señal del compromiso que se tiene para quedarse en Japón, así como una ética de trabajo, ya que muchos japoneses comprenden la dificultad de su idioma nativo,” dice Anthony Blick, consultor de PowerUp Solutions.

Un factor que hace que muchos se enfoquen en el N2 es el hecho de que mucha gente ya tiene ese nivel. Gary Schrader, gerente de servicios profesionales en Randstand Japan, señala este como un factor de competencia, tomando en cuenta el reciente ingreso de mano de obra extranjera al mercado japonés con al menos un nivel N2 certificado. Esto incluye tanto a quienes lo han estudiado en sus países de origen, y al número creciente de extranjeros que estudian en universidades japonesas.

Personalmente, en años recientes he trabajado con muchos empleados jóvenes con muchos de mis clientes japoneses que son nacionales de China o Corea del Sur que hablan un japonés excelente, en muchas ocasiones a nivel casi nativo.

Dada la competencia, un nivel básico de japonés puede ser no muy significativo.

Como Alex Lieber, director de Extentive señala, “un poco de japonés es básicamente tan inútil como no hablar japonés. A nadie le importa un N4 o N3. Las cosas sólo se ponen más interesantes a partir de N2.”

“Vale la pena poner un esfuerzo temprano al desarrollar tu carrera profesional en Japón” y obtener un nivel N2, dice Wahl.

Habilidades de programación

Un sector en donde los reclutadores con los que hablé señalaron unánimente la excepción de los requisitos de idioma fue para puestos técnicos avanzados.

Kazuto Sato, consultor de reclutamiento en Morgan McKinley listó desarrollo de sistemas, programación, análisis de datos para consultoría en IT y valuación para fusiones y adquisiciones como ejemplos.

“Recientemente hemos visto que la barra para los requisitos de japonés cayó para los ingenieros,” dice Wahl. “Es más y más común para las compañías de tecnología contratar a extranjeros sin ninguna habilidad en el idioma.”

Wahl atribuye esto al hecho de que “más y más compañías se están dando cuenta que hay un gran grupo de talento en ingeniería que no habla japonés, pero que quiere trabajar en Japón y que pueden ser muy eficientes.”

Así que para aquellos que no tienen habilidad en el idioma, recomienda que “sería conveniente entrenarte como ingenierio y revisar escuelas de capacitación para desarrollador de alto nivel como Code Chrysalis.”

Ciertamente, las oficinas de muchas startups de tecnología en Japón, así como algunas compañías grandes como Rakuten tienen un ambiente laboral en inglés. Algunas startups incluso fundan sus compañías en un ambiente bilingüe desde el comienzo, tanto para atraer talento como para sentar las bases de una futura expansión al extranjero.

En otras áreas que reportan una mayor apertura a contratar extranjeros sin requisitos de idioma son maestro de idioma, reclutador, y en valores e inversiones. Adicionalmente, Lieber señala que muchas empresas japonesas contratan a extranjeros para puestos en mercados extranjeros, donde quizás la habilidad del idioma sea menos importante.

Incluso cuando se trata de trabajos que requieren habilidades especiales en las que se pueda ignorar la habilidad en japonés, los empleadores pueden no estar buscando a gente en Japón para llenar esos puestos. Tal es el caso en compañías multinacionaels extranjeras, pero incluso en fechas más recientes las multinacionales japonesas, en las que la gente con las habilidades necesarias pueden ya estar trabajando dentro de la compañía en otra ubicación, y pueden ser transferidos a Japón.

“No tiene sentido para mis clientes contratar a alguien que no habla japonés en Japón cuando pueden simplemente transferir a sus empleados que quieren trabajar en Japón desde sus otras oficinas,” dice Sato, de Morgan McKinley.

El patrón de transferencia desde el extranjero es también muy tipico para otra categoría de empleos en la que el japonés es raramente un requisito: ejecutivos senior en subsidiarias japonesas de compañías extranjeras, incluyendo gerente de país. Aquellas personas tienden a ser valoradas por su experiencia en la industria y la confianza desarrollada.

Y como señala Blick, en estos casos “el trabajo en sí mismo puede ser hecho en inglés, y los asistentes y colegas bilingües son asignados para ayudar con cualquier cosa en japonés.”

Las habilidades aumentan las oportunidades

Al final, mientras mejor sea tu habilidad de japonés, más oportunidades se te abrirán. A menos que seas un ingeniero o tengas pensado convertirte en uno, devorar los libros para mejorar tu japonés es probablemente la mejor inversión si quieres trabajar en Japón.

Por supuesto, mientras mejor sea tu habilidad en el idioma, será más fácil tener éxito en cualquier trabajo que tengas, ya que la habilidad en japonés te permitirá formar relaciones más estrechas y contribuir de manera más significativa, incluso en puestos técnicos.

Naturalmente, la habilidad en el idioma debería mejorar tu vida fuera del trabajo en Japón. ¡Hora de comenzar a estudiar!