“Moda es lo que cambia de moda”. A través de las eras, los conceptos de estética, las innovaciones tecnológicas, y las normas sociales afectan constantemente a la moda. Con una nueva era en Japón, quisiéramos mirar atrás y analizar cómo ha cambiado la moda japonesa a lo largo de siglos.

Periodo anterior a 1600

La ropa japonesa en sus inicios era simple y práctica, lo que se ajustaba a una población de cazadores y recolectores quienes más tarde se convirtieron en granjeros y artesanos. Durante el periodo Heian (794-1192) se introdujo el kimono, la vestimenta japonesa más popular.

Las mujeres de clases sociales altas solían esconder la piel debajo de varias capas de seda. En el caso de las mujeres de la corte imperial, llegaban a utilizar un ensamble llamado junihitoe que constaba de 12 o más capas, y tenían un peso de 20 kilogramos. Más tarde, la nobleza comenzó a vestir kosode, una bata sencilla que iba acompañada de un pantalón semejante a una falda, llamado hakama.

Periodo Edo (1603-1868)

Cuando el gobierno militar del shogunato de Tokugawa llegó al poder, Japón entró en un periodo de paz y estabilidad que duraría 250 años. La clase samurái se convirtió en la burocracia, y con ello cambiaron las armaduras por prendas más presentables.

La creciente demanda de kimonos elegantes llevó a que esta ropa tradicional japonesa se convirtiera en una forma de arte, que se vestía para mostrar poderío y estatus. Conforme la riqueza comenzó a distribuirse en la clase comerciante, también se difundieron las artes y la cultura, incluyendo la moda.

Los desarrollos en manufactura y tejido incorporaban diseños coloridos, motivos grandes y diseños asimétricos que se inspiraban en las prendas teatrales extravagantes y artistas famosos. Las nuevas tendencias en esta era son los kimonos holgados, cintas de obi más anchas, de casi el triple de tamaño, y mangas largas, usadas comunmente por mujeres solteras.

Era Meiji (1868-1912)

Después de la Restauración Meiji, el imperio japonés fue restaurado con la consolidazión del sistema político bajo el emperador. El país emergió como una nación industrializada y poderosa. Con la apertura al comercio con el extranjero, las ideas occidentales también fluyeron y se integraron a la estética japonesa. Los oficiales de gobierno y sus esposas vestían prendas occidentales para el trabajo y eventos formales; el mismo emperador se cortaba el pelo corto y se dejaba el bigote. El ascenso de la yokufu (ropa occidental) llegó a todas las clases sociales. El kimono se acompañó de nuevos accesorios como sombreros, bufandas, guantes, sombrillas y bolsos.

Era Taisho (1912-1926)

Conforme el imperio continuaba, la vida moderna llegó a la sociedad japonesa. Radios, revistas y cines inspiraron a estilos más frescos, con cuellos decorados y nuevos patrones en kimonos más accesibles para la gente. El este y el oeste comenzaron a compartir tendencias, y para la década de 1920 la moda femenina se puso a la par con el resto del mundo, la cual favorecía una línea más esbelta, vestidos verticales, batas y faldas. Sin embargo, la mayoría de las mujeres japonesas adultas aún estaban inclinadas a usar vestimenta tradicional, y más bien experimentaban con el corte de pelo. Los niños comenzaron a utilizar pantalones, camisas, faldas y vestidso. Mientras tanto, los hombres se acostumbraron a vestir abrigos, trajes y sombreros.

Era Showa: 1926-1989

La era Showa bajo el reinado del emperador Hirohito duró desde los inicios hasta la etapa posterior a la guerra mundial. Las restricciones de la guerra hicieron que las prendas llamativas desaparecieran, favoreciendo ropas más modestas.

Después de 1950 se desarrollaron nuevas tendencias acompañadas del boom económico. El kimono quedó reservado a eventos formales, y la ropa occidental se popularizó. La constitución pacifista de la posguerra le permitió a las generaciones jóvenes adoptar la cultura y entretenimiento populares, así como las modas y tendencias de la época. El estilo de Showa todavía tenía ciertos elementos japoneses, pero se inspiraba mayormente de estilos estadounidenses y europeos, como la era del swing, o la moda hippie.

Era Heisei (1989-2019)

El auge de los nuevos medios llevó a que la moda, las artes y la música se entrelazaran, permitiendo que la gente siga modas en masa, o se conecte en con personas que comparten su mismo nicho. Además, el hiper desarrollo de la juventud japonesa que mira a occidente, pero que ha sido criada en una sociedad homogénea que todavía mantiene tradiciones, ha causado el surgimiento de tribus de moda japonesas únicas. Muchas de ellas ahora influyen en la moda mundial al mezclar lo viejo con lo nuevo, oriente y occidente. Corrientes como visual kei, gyaru, cortes estilo host club, lolita, decora, cosplay, otaku y kawaii, así como el estilo de moda de Harajuku son algunas de estas contribuciones estéticas.

Fuente