Japón es mundialmente famoso por ser un país muy seguro. Sin embargo, esto no signfica que debas bajar tu guardia al viajar a Japón. Incluso en este país puedes ser víctima de robo u otros crímenes si no tienes suficiente cuidado y sigues las normas de seguridad. A continuación presento ocho puntos que debes tomar en cuenta al viajar a Japón.

1. Robo de paraguas fuera de las tiendas de conveniencia

robo de paraguas

Los paraguas son uno de los artículos más robados de Japón. La razón es que los paraguas son baratos, con un precio de 300 a 500 yuanes. Ya que son tan baratos y comunes (además que su calidad no es muy buena), la gente no siente la culpabilidad de tomar el paraguas de un desconocido si de repente cae una tormenta.

Otra razón es que los paraguas que se venden en las tiendas de conveniencia son tan similares, que es difícil distinguir cuál es el tuyo de entre el montón. Este ambiente permite que cualquiera que robe un paraguas se salga con la suya diciendo que lo tomó por accidente.

Las tiendas de conveniencia japonesas en particular son puntos comunes de robo de paraguas. Aunque los motivos son comprensibles (quedaron atrapados bajo una lluvia, su paraguas se rompió, o tomaron el paraguas equivocado), también hay otras personas con propósitos más obscuros.

En Japón es importante tomar las medidas adecuadas para evitar que roben tu paraguas. Un consejo es utilizar un paraguas retráctil que puedas doblar y llevar a todas partes. Esto además facilita su portabilidad al viajar. Si quieres utilizar un paraguas convencional, puedes marcarlo con una seña distintiva, ya sea una estampilla, con marcador, o un hilo atado al asa. La gente suele evitar robar paraguas con señas distintivas.

2. Dar dinero a monjes falsos

monje falso

Es probable que te encuentres con alguno de ellos en Shinjuku, Asakusa, Akihabara, Ginza, o en otros distritos populares de Tokyo. Conocidos como nise-soryo en japonés, son impostores que se hacen pasar por monjes y piden donativos a turistas. Muchos dicen que están reuniendo dinero para construir un templo, y otros venden cuentas y talismanes de oración falsos. Muchos extranjeros terminan por darles dinero, asumiendo que es parte de la cultura.

Es difícil saber si son monjes reales o no basándose solamente en la apariencia, pero se pueden reconocer con algunas señas:

  • En general, los monjes falsos visten de gris, beige u otros colores discretos.
  • Monjes verdaderos no suelen merodear por las estaciones de trenes o alrededores.
  • Monjes verdaderos tienen un permiso para mendigar.

Para todo propósito, es seguro asumir que todos los monjes que estén en sitios concurridos son falsos. Evita darles dinero si tienen el menor asomo de sospecha.

3. Cuidado al cruzar calles sin semáforo

calle de Japón

De acuerdo a un estudio del 2018 de la Federación Automotriz de Japón en 94 intersecciones a lo largo del país, el porcentaje de autos que no se paraba durante el paso de peatones en cruces sin semáforo era del 92.4%. Esta tendencia es particularmente común en ciudades grandes como Tokyo y Osaka. Además de vehículos particulares, hay taxistas y conductores de autobús que no se detienen en las intersecciones para llegar rápido a su destino.

Aunque los peatones tienen la prioridad en Japón, los autos no tienen ninguna obligación legal de detenerse, o como lo declara la ley de transporte: “los autos deben conducir a una velocidad a la cual sea posible detenerse”. Así que, el detenerse durante un paso de peatones queda completamente a discreción del conductor.

Adicionalmente, recuerda que en Japón se conduce en la dirección contraria a la de muchos países occidentales, así que procura voltear a la derecha siempre que cruces.

4. Cuidado con los promotores de ventas

Los visitantes del extranjero son cada vez más frecuentemente víctimas de promotores de ventas en Japón, especialmente en áreas de compras y entretenimiento muy concurridas. Una estrategia común de los promotores de ventas es atraer a turistas con la promesa de ofertas y descuentos especiales, para luego cobrar precios exhorbitantes al salir. Los distritos de entretenimiento suelen estar llenos de promotores de ventas, y pueden llegar a ser molesto rechazarlos mientras caminas. En Tokyo debes ser especialmente cuidadoso en áreas como Shinjuku, Ikebukuro y Roppongi. En Osaka es común verlos en Namba, Shinsaibashi y Umeda.

La promoción de ventas de hecho es ilegal en Japón como parte de las Leyes para Regular Negocios de Entretenimietnto para Adultos, y de hecho hay municipalidades que han tomado medidas adicionales para evitar este tipo de actividades. A pesar de los reglamentos, la promoción de ventas sigue sin disminuir.

Al viajar a Japón, debes evitar asociarte con los promotores de ventas, sin importar qué tan buenas se vean las ofertas.

5. Prohibido fumar por la calle

mujer japonesa fumando

El reglamento relacionado a fumar en Japón es cada vez más estricto, en especial cuando se trata de fumar en exteriores. Actualmente caminar por la calle mientras se fuma es considerado motivo de multa en todo Japón, y también puedes recibir una multa si fumas fuera de las áreas designadas. La cantidad depende de cada región, pero puede ir desde 2,000 yenes (Chiyoda, Tokyo) hasta 20,000 yenes (Maebashi, Gunma).

También hay que tomar en cuenta que el reglamento antitabaco en Tokyo es especialmente más estricto, ya que la ciudad se prepara para ser el anfitrión de las Olimpiadas de verano 2020. En junio del 2018 Tokyo pasó una ley para prevenir fumadores de segunda mano, y para cuando las Olimpiadas comiencen, fumar en interiores quedará prohibido en todos los institutos de salud, en el transporte público (incluyendo taxis y autobuses) y restaurantes. Las personas que violen el reglamento, o establecimientos que permitan que los clientes fumen, pueden recibir una multa de hasta 50,000 yenes.

6. Carteristas en lugares concurridos

carteristas

Aunque Japón tiene una baja incidencia de robos, sigue ocurriendo frecuentemente, por lo que debes tener extremo cuidado, especialmente en lugares concurridos como estaciones de trenes o calles principales. Entre los artículos más robados están maletines, laptops, cámaras, pasaportes, carteras y tarjetas de crédito. Algunas medidas para evitar a los carteristas son:

  • Tener mucho cuidado al vestir ropa de marcas caras.
  • Cargar la mochila o el bolso enfrente de ti en lugar de llevarlos a tus espaldas.
  • Evitar poner la cartera u otros artículos de valor en los bolsillos del pantalón.
  • Distribuye el efectivo en diferentes lugares: En la cartera, en el bolsillo del pantalón, en la mochila…

Mientras que Japón se vuelve una sociedad más amigable al uso de tarjetas para pagar conforme se prepara para las Olimpiadas del 2020 y la Expo 2025 en Osaka, sigue utilizando principalmente efectivo, así que procura llevar suficiente. Sin embargo, no se recomienda cargar grandes cantidades de efectivo.

7. Evita establecimientos de yakuza

yakuza

Aunque la mafia japonesa evita meterse en problemas con extranjeros, siempre es bueno evitar establecimientos de yakuza para prevenir ser extorsionado. Los yakuza suelen operar establecimientos como karaokes, clubes con hostess, entretenimiento para adultos, y bares. Si ves un establecimiento con pocas personas dentro, y con personas de apariencia dudosa “custodiando” el exterior, evítalos a toda costa. Bajo ninguna circunstancia accedas a contratar servicios sexuales, ya que está penado por la ley de Japón, así que te encontrarás a merced de los yakuza.

8. Cuidado con el robo de bicicletas

robo de bicicletas en Japón

En 2018 hubo más de 35 mil casos de bicicletas robadas, lo que significa que cada día se roban alrededor de 100. Si dejas la bicicleta sin candado en una calle, existen altas probabilidades de que sea robada. Toma en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Utiliza candados en forma de U, ya que son los más difíciles de abrir.
  • Considera utilizar más de un candado.
  • Estaciona la bicicleta en lugares poco concurridos o que sepas que están monitoreados.
  • Asegura tu bicicleta con un objeto fijo.

Es importante asegurarte de que el candado es firme y difícil de abrir. Aunque fijar la bicicleta a un objeto fijo es una medida efectiva, toma en cuenta que hay ciertas áreas en las que es ilegal hacerlo, así que procura conocer el reglamento antes de ponerle candado a la bicicleta.

Un viaje seguro en Japón

Sin duda, Japón es un país seguro a nivel mundial, pero todavía siguen ocurriendo crímenes a diario. Es importante estar alerta ante fraudes, ofertas engañosas, robo y otros problemas durante tu estancia en Japón. Después de todo, nunca está de más tomar precauciones.

Fuente