Yasuke al lado del misionero Alessandro Valignano
Yasuke al lado del misionero Alessandro Valignano

La épica historia de Yasuke, el primer samurái extranjero ha llegado a las librerías, y brinda a los lectores una descripción exhaustiva de un hombre que atestiguó grandes momentos en la historia de Japón, pero cuya historia personal ha sido ignorada hasta ahora.

El libro, African Samurai: The true story of Yasuke, a legendary black warrior in feudal Japan, fue escrito por los autores Thomas Lockley y Geoffrey Girard, publicado por la editorial Hanover Square Press.

Yasuke era un guardaespaldas africano que llegó a Japón con misionarios jesuitas en 1579 y más tarde se convirtió en el confidente de Oda Nobunaga, quien trataba de apaciguar a diferentes clanes en guerra y unificar así al país.

El académico Thomas Lockley, profesor asociado del departamento de derecho de Nihon University en Tokyo pasó nueve años examinando documentos y libros, y visitando campos de batalla para reconstruir la biografía nunca antes contada de Yasuke.

A lo largo de los años, la historia de este samurái africano ha sido retratada en películas, libros, anime y manga. Pero muchas de sus proezas son ficticias, y Lockley cree que es tiempo de presentar un retrato más preciso. “Me gusta encontrar personajes que se escapan por las grietas de la historia. Japón ahora afirma que Yasuke es uno de ellos y hay una creciente apreciación por la herencia multicultural de Japón,” dice Lockley.

Representación de Yasuke
Representación de Yasuke

Aunque el libro está basado en gran medida en fuentes primarias, Lockley tuvo que hacer mucha “investigación basada en suposiciones” para completar la narrativa.

Se cree que Yasuke nació en la tribu Dinka en la década de 1550 en lo que hoy en día es Sudán del Sur. Cuando era niño fue vendido como esclavo y traficado a India, donde se convirtió en el guardaespaldas del jesuita italiano Alessandro Valignano, quien tenía a cargo desarrollar misiones católicas en oriente.

Llegaron a la isla de Kyushu en 1579, y pocos años después el par viajó a Kyoto para encontrarse con Nobunaga. Cientos de personas en la ciudad salieron a ver a Yasuke: La mayoría de ellos nunca había visto a un hombre negro en su vida. Nobunaga ni siquiera creía que existieran, y hay versiones que relatan que talló la piel de Yasuke para probarlo.

De su estancia en Kyushu, Yasuke había aprendido a hablar japonés, y estableció una buena relación con Oda Nobunaga. Yasuke solía contarle historias de África e India. A Nobunaga le emocionaba sus pruebas de fuerza. Lockley incluso sugiere que mantuvieron una relación sexual, algo común entre Daimyos y subordinados.

Escultura de Yasuke
Escultura de Yasuke

Cuando Valignano dejó Japón, ofreció a Yasuke ante Nobunaga. Yasuke fue subsecuentemente nombrado samurái, y es generalmente aceptado como el primer extranjero en obtener el título.

Las tareas principales de Yasuke eran como guardaespaldas y escudero. También entretenía a los visitantes a la corte de Nobunaga. “Yasuke estaba familiarizado y conocía a Nobunaga a un grado que un Japonés no podría,” dice Lockley.

Como parte de su círculo personal, el samurái africano peleó contra otros clanes al lado de Nobunaga. Sin embargo, en 1582 Nobunaga fue obligado a cometer suicidio ritual durante un intento de golpe. Antes de morir le pidió a Yasuke que le diera su cabeza y su espada a su hijo y heredero. Yasuke también atestiguó el suicidio del hijo de Nobunaga.

Después de esto, el destino de Yasuke no es claro, por lo que Lockley tuvo que hacer el papel de detective histórico y tratar de formar una imagen de lo que le ocurrió a Yasuke durante el resto de su vida.

Una posibilidad es que Yasuke fuera capturado y enviado a Nagasaki a trabajar con la comunidad jesuita. La evidencia apunta a que Yasuke pudo haber trabajado como consejero de viajes para señores feudales japoneses que se aventuraban al sudoeste de Japón, o incluso a Filipinas y la península de Corea.

Otra alternativa es que haya sido empleado como pirata, dada su experiencia en alta mar y su supuesta fuerza física. Ninguna alternativa es certera.

Fotografía de un asistente de samurái. Los razgos sugieren que es mixto.

El libro también sugiere que hay altas posibilidades de que haya tenido descendientes que siguieron viviendo en Japón. Es posible, ya que Yasuke tenía varias esposas, y el libro tiene una foto intrigante tomada en 1864 de un asistente de samurái que parece ser mixto.

Sobre la explicación del atractivo de Yasuke, Lockley dice: “creo que es el romance y la tragedia de alguien que surge de no tener nada para convertirse en un héroe en una tierra lejana y que probablemente lo vuelve a perder todo. ¿O tal vez no lo perdió y siguió trabajando exitosamente al servicio de otro señor feudal? No lo sabemos. Y es otro atractivo. ¿Dónde terminan los hechos y comienza el mito?”

Fuente