A pesar de que Japón es un país muy moderno, los japoneses todavía prefieren cargar 現金 (genkin, dinero en efectivo). En ocasiones llega a ser molesto buscar entre todas las monedas la adecuada para comprar boletos en la 券売機 (kenbaiki, máquina de boletos).

A muchos japoneses les gusta imaginar que vivimos en una キャッシュレス社会 (kyasshuresu shakai, sociedad sin efectivo), pero la realidad es que el genkin es supremo, incluso aunque el gobierno apoya el 電子マネー (denshi manee, dinero electrónico o tarjetas prepagadas), y el resto del mundo se mueve rumbo a la eliminación de お札 (osatsu, billete[s]) de baja denominación y el 小銭 (kozeni, cambio). La idea de dejar fuera de circulación los 一円玉 (ichi-en dama, monedas de un yen) y los 五円玉 (go-en dama, monedas de cinco yenes) se ha discutido durante la última década, pero en la mayoría de レジ (reji, cajas registradoras) todavía verás a gente que busca las monedas en sus bolsillos.

Historiadores y consultores como Takao Ogasawara han señalado que Japón todavía no está acostumbrado al 資本主義 (shihon shugi, capitalismo) occidental, y todavía el concepto de フィンテック (fintekku, tecnologías financieras) es nuevo. Ogasawara argumenta que esa es la explicación detrás de la renuencia a abandonar el dinero físico. Seguramente los aficionados a la tecnología poco a poco han adoptado el スマホ決済 (sumaho kessai, pago móvil) y la オンラインバンキング (onrain bankingu, banca en línea) que te permiten hacer pagos, seguir tus finanzas y ganar puntos. Sin embargo, el resto de los japoneses siguen sintiéndose incómodos con la idea de terminar con el genkin. Además, el sumaho kessai no es una opción en ciertos lugares, como los 祭り (matsuri, festivales), pequeños 飲み屋 (nomiya, lugares para tomar) y la panadería del vecindario.

Con una mano en la cartera y la otra en tu smartphone, también está el tema de las 仮想通貨 (kasou tsuuka, criptomonedas). La tecnología está avanzando a pasos vertiginosos, incluso en el nombre: El gobierno anunció que kasou tsuuka no es un nombre adecuado al término en inglés, por lo que han sugerido sustituirlo por 暗号資産 (angou shisan, bienes cifrados), que tiene un significado más cercano al real. La nueva ola está aquí, sólo que ha tardado en difundirse.

Interesantemente, la economía del Japón antiguo solía utilizar una suerte de moneda virtual: El arroz.

dinero en japonés
Maneki-neko, símbolo de fortuna

Historia del dinero en Japón

En el periodo Edo (1603-1868), el arroz era la divisa. La clase samurái gobernante recibía el pago en arroz que cultivaban los granjeros, quienes lo pagaban como 年貢 (nengu, tributo anual).

Luego nos saltamos algunos años para movernos a finales de la década de 1940, cuando los japoneses se enfrentaban a los efectos de la inflación en la posguerra y el 新円切替 (shin’en kirikae, cambio al nuevo sistema de divisa) que ocurrió el año de la capitulación. En ese entonces, el お金 (okane, dinero) o la falta de él era un tema diario. Algunas frases populares de la era han sobrevivido el paso del tiempo hasta nuestros días, como 金欠病 (kinketsubyou, literalmente “enfermedad de falta de dinero”, o “pobreza); 懐が寂しい (futokoro ga sabishii), donde futokoro se refiere a la solapa del kimono en el que la gente guardaba sus bolsos (la frase quiere decir “la solapa está sola”); o 無い袖は振れない (nai sode wa furenai, no puedes ondear una manga de kimono si no existe). La última no se usa ya al día de hoy, tiene sus orígenes en el periodo Edo, cuando en tiempos difíciles la gente vendía las mangas de los kimonos para cambiarlas por dinero.

Expresiones relacionadas con dinero

La relación de los japoneses con el dinero está sazonada de humor, aunque las expresiones hayan cambiado. La deuda solía llamarse 借金 (shakkiin) hasta cuando yo estudiaba japonés, pero ahora es más común que la gente le llame ローン (roon, del inglés “loan”). クレジット (kurejitto) es una tarjeta de crédito, pero procura usarla con moderación o te encontrarás en el カード地獄 (kaado jigoku, el infierno de las tarjetas de crédito). Por otro lado, los japoneses son buenos cuando se trata de ahorrar. De acuerdo al gobierno, el 預金残高 (yokin zandaka, ahorro total) de la casa japonesa promedio en el 2017 fue de ¥18 millones.

No todo el dinero está en el banco. Hay mucha gente que prefiere todavía タンス預金 (tansu yokin, guardar el dinero en el cajón) o el más popular 五百円玉貯金 (gohyaku-en dama chokin, ahorrar con monedas de ¥500). Es increíble, pero hay gente que se puede pagar unas vacaciones guardando de poco en poco. Hay un proverbio que es muy cierto: 塵も積もれば山となる (chiri mo tsumoreba yama to naru, cuando el polvo se acumula, se puede convertir en una montaña).

Los japoneses tienen una preferencia por las 財布 (saifu, carteras). Hace un par de años muchos preferían la 長財布 (nagazaifu, cartera larga y rectangular), en la que podían poner todo su efectivo, tarjetas y ポイントカード (pointo kaado, tarjetas de puntos), pero la tendencia ahora es usar ミニ財布 (minizaifu). Aparentemente, mientras más pequeña sea tu cartera, gastarás menos y ahorrarás más.

Fuente