La transición crea oportunidades para la industria del papel, que ha estado en declive.

Conforme la era digital le da a la gente menos razones para utilizar papel, el material se ha encontrado recientemente en el centro del escenario.

Más de 180 países acordaron aplicar reglas más estrictas para el envío de desperdicio plástico no reciclable a través de fronteras. Esto significa que más países como Japón, el segundo mayor productor de desperdicio plástico per cápita después de Estados Unidos, tendrán que lidiar con productos no reciclables en casa, en lugar de mandarlo a otros países.

Es un giro que ha recibido el apoyo de la industria del papel, que ha reducido año con año su demanda. De acuerdo a la Asociación del Papel de Japón, la demanda doméstica se encogió a 14.69 millones de toneladas en el 2017 en comparación con 16.59 millones de toneladas en el 2011. Las productoras ahora están ideando nuevas formas de reemplazar el plástico plástico en todo tipo de productos, desde pajillas hasta contenedores de shampú.

“La transición de plástico a papel continuará en el futuro,” dice Motoshi Muraoka, socio del NTT Data Institute of Management and Consulting. “Es una ola imparable.”

Los proveedores tendrán que moverse con rapidez conforme los distribuidores y otros negocios cercanos al consumidor se distancian del plástico. En julio del año pasado, Starbucks, el gigante en la industria del café declaró que prohibirá las pajillas de plástico desechables en todas sus tiendas para el 2020. Después de la declaración de Starbucks, McDonald’s, Merlin Entertainment (operador del parque temático de Legoland) y otras marcas grandes de la industria hopistalaria también cambiaron a pajillas de papel.

Nippon Paper Industries reveló el año anterior un prototipo de pajila de papel que dice que resolverá todos sus problemas. Muchas pajillas de papel tienen un olor que altera el sabor de la bebida, y la mayoría tienen problemas de resistencia al sorber a través de ellas, pues se empapan. Este es un problema que Nippon Paper ha solucionado con su tecnología.

Sin embargo, el costo sigue siendo un obstáculo. Las pajillas de papel actualmente cuestan de cinco a diez veces más que sus contrapartes de plástico a precio de menudeo. Nippon Paper está trabajando para reducir los costos de producción.

La compañía también busca comercializar una alternativa al papel para contenedores que pueden retener rellenados de detergentes, jabones y shampús para el hogar. Hasta ahora, los productores de contenedores han evitado el uso de contenedores de papel para artículos de cocina y baño debido al factor absorbente del papel.

Nippon Paper Industries presentó sus pajillas de papel

Nippon Paper espera que sus contenedores spop reemplacen los contenedores rellenables de plástico y aluminio. Los contenedores spop están hechos en su mayoría de cartón, tienen una textura similar a los cartones de leche, y están diseñados como cartuchos que pueden ser insertados y retirados de dispensadores de plástico sin la necesidad de usar tijeras.

Se estima que el mercado para los contenedores de rellenado de shampú tiene un valor de 300 mil millones de yenes (2.72 millones de dólares). Nippon Paper quiere que los spops acaparen 20% del mercado. La meta para finales del año es que los productos de cartón salgan al mercado.

La compañía está posicionando el producto como un impulsor del crecimiento en la era digital, que ha sido marcada por la decreciente demanda de productos estrella de Nippon Paper, como papel de impresión y papel de prensa.

Y la creciente demanda de contenedores de papel ha creado oportunidades en otros lugares. Hokuetsu Package agregó en octubre una instalación de impresión a su planta en la prefectura de Ibaraki. Bende papel base para productores de contenedores después de haber impreso el nombre del producto y los patrones. Sus instalaciones actuales producen principalmente contenedores de cartón para leche.

El nuevo equipo ha incrementado la capacidad de impresión de Hokuetsu Package en 10%, lo que permite que se mantengan al corriente con la demanda por contenedores de papel para alimentos y bebidas, así como bandejas de papel.

A pesar de las innovaciones, “todavía hay muchos retos que superar para que el papel reemplace al plástico,” dijo un representante de la industria del papel. Una de ls prioridades es la baja resistencia que tiene el papel al agua y al calor. En muchos casos, estos problemas son resueltos con capas de plástico en el interior del contenedor.

El grado en el que el papel sustituirá al plástico también es poco claro. “El movimiento libre de plástico es uan gran oportunidad para nosotros,” dijo un vocero de Nippon Paper. “Pero para cubrir la disminución en demanda de papel, tenemos que ver si el reemplazo de plástico se expandirá más allá de pajillas y vajillas.”

Speps de Nippon Paper Industries

Aunque se espera que los productos de papel como alternativa al plástico tengan mayor demanda en los próximos años, no será barato. “Comparado con las pajillas de plástico, las de papel son caras,” dijo un ejecutivo de una compañía de servicios alimenticios.

También será de gran importancia para los proveedores de papel divulgar cómo se abastecen de madera. Inversionistas de ESG –quienes invierten en compañías con enfoque sustentable y social y que también tienen registros de gobernanza corporativa buenos — podrían ser influidos por la transición de plástico a papel.

Si las compañías de papel continúan atrayendo a este tipo de inversionistas, será importante obtener una certificación que demuestre que la madera se obtiene de una forma ecológica, socialmente responsable y económica.