Toyotomi Hideyoshi (1537 – 1598)

Toyotomi Hideyoshi

Entre 1467 y 1590, Japón pasó por un largo periodo de lucha civil entre diferentes clanes samurái. Este periodo, conocido como la Era Sengoku o de “Estados Bélicos” comenzó con la Guerra de Onin (1467-1477) y terminó solo con la reunificación de Hideyoshi, más de un siglo después.

En esencia, el Japón de la Era Sengoku era gobernado por milicias locales de diferentes tamaños, todos compitiendo por poder. Esta época se caracterizó por una inestabilidad general y constantes derramamientos de sangre.

En 1536, en la aldea de Nakamura, dentro de la provincia de Owari, un peón y su esposa dieron a luz a su segundo hijo; un varón. El padre, de nombre Yaemon, trabajaba como soldado del clan Oda. De acuerdo a la leyenda, los padres le llamaron a su hijo Hiyoshimaru (Don del Sol) porque su madre soñó que un rayo de sol entró en su cuerpo, llevando a que concibiera al hijo (quizás esta leyenda fue un intento de Hideyoshi de justificar su linaje directo con el emperador, del que se dice que era hijo del sol).

Yaemon murió en 1542, cuando su hijo tenía solo siete años de edad, y su viuda pronto contrajo nuevamente matrimonio. Su nuevo esposo también sirvió a Oda Nobuhide, el daimyō de la región de Owari. Se dice que Hideyoshi era pequeño para su edad, flaco y no muy bien parecido. Sus padres lo mandaron a un templo para ser educado cuando era adolescente, pero el joven huyó en busca de aventuras. En 1551 se unió al servicio de Matsushita Yukitsuna, que retenía el poder de la familia Imagawa en la provincia de Totomi. Fue una elección inusual ya que el padre de Hideyoshi y su padrastro habían servido al clan de Oda.

De acuerdo a la biografía oficial, Hideyoshi regresó a su hogar en 1558 y ofreció sus servicios al hijo de Oda Nobuhide, Nobunaga. Tal vez estuvo motivado por la decisión del clan de Imagawa de mandar un ejército de 40 mil personas a invadir Owari, la provincia de Hideyoshi, en su camino a la capital en Kyoto. El joven apostó mucho con esta decisión, ya que el ejército de Oda sólo era de 2 mil personas.

En 1560, el clan de Imagawa y de Oda se enfrentaron en la batalla de Okehazama. Las fuerzas superadas en número de Oda Nobunaga emboscaron a las tropas de Imagawa en una tormenta de lluvia, y lograron una gran victoria. Imagawa Yoshimoto murió en la pelea, y su ejército grandemente reducido tuvo que retirarse.

De acuerdo a la leyenda, Hideyoshi sirvió en la batalla como portador de las sandalias de Nobunaga, y aparentemente no causó una gran impresión en Nobunaga en ese momento. El primer escrito en el que se menciona a Hideyoshi en los escritos que sobreviven hoy en día data de 1570.

En 1561, Hideyoshi contrajo matrimonio con una mujer llamada Nene, a veces referida como One. Ella se volvió en su consejero y confidente, pero nunca pudo darle un hijo. Seis años después, Hideyoshi lideró un asalto en el que capturó el castillo de Inabayama para el clan de Oda. Nobunaga lo premió haciéndolo general. Para esta época Hideyoshi utilizaba el nombre de “Hashiba”.

castillo de himeji

 

Pronto Hideyoshi logró grandes victorias para Nobunaga, quie nlo premió convirtiéndolo en daimyō de tres regiones de la provincia de Omi. Nobunaga tenía el control de Kyoto, la capital imperial. Hideyoshi tomó el castillo de Himeji en 1576, y lo utilizó como base de operaciones contra los gobernantes de la región de Chugoku. Estas campañas tuvieron tal éxito en 1580, que Nobunaga consolidó el poder en 31 de las 66 provincias de Japón.

consejo antes de la batalla de yamazaki

En 1582, Nobunaga fue traicionado por Mitsuhide, uno de sus generales, y obligado a cometer seppuku. Hideyoshi luchó contra Mitsuhide en la Batalla de Yamazaki, donde le dio muerte. Después vinieron momentos de inestabilidad dentro del clan, ya que Hideyoshi apoyaba que Oda Hidenobu (Samboshi), nieto de Nobunaga, ascendiera al poder de éste. Shibata Katsuie, otro general importante, apoyaba que Nobutaka, el tercer hijo de Nobunaga, fuera el que dirigiera al clan. Ambos lucharon en la batalla de Shizugatake, donde Hideyoshi perdió contra un ejército dos veces mayor que el suyo, huyó al castillo de Kitanosho donde fue asediado, y finalmente prendió fuego al castillo y cometió seppuku.

castillo de Osaka

Finalmente logró hacer la paz con otros generales como los Tokugawa y Shibata, repartiéndoles tierras. Hizo lo mismo con Samboshi y Nobutaka, asumiendo él mismo el poder. En 1583 comenzó la construcción del castillo de Osaka, símbolo de su poder y deseo de gobernar a todo Japón. Ordenó la restauración del Palacio Imperial y ofreció grandes sumas de dinero como ofrenda a la familia imperial.

Durante el gobierno de Hideyoshi, éste procuró quitarle el poder a los monjes budistas, que en algunas regiones seguían dentro de movimientos insurgentes. Como estrategia, después de quitarles las armas y saquearlos, les ofrecía sumas de dinero para restaurar los templos y regalaba porciones de tierra. En esta época también se apoderó de las islas Kyushu, que eran un puerto importante de ingresos de productos de China, Corea y Portugal. Muchos generales de Kyushu se habían convertido al cristianismo bajo influencia de los portugueses, algunos obligados, y muchos templos budistas y sintoístas fueron destruidos.

castillo de Odawara

Hideyoshi organizó en 1586 una invasión con 250 mil tropas, tomó la isla con ayuda de algunos daimyōs que lo apoyaban y expulsó a los misioneros cristianos. También en 1590 organizó un ataque en la región de Edo, venciendo al clan Hojo. Hideyoshi luchó con el apoyo de Tokugawa Ieyasu y Oda Nobukatsu, además de contar con una fuerza naval que detuvo las fuerzas de Hojo en el mar. Hojo Ujimasa se retiró al castillo de Odawara a esperar a Hideyoshi.

El sitio del castillo duró seis meses, y se dice que mientras el ejército de Hideyoshi hacía fiestas de té y festivales, dentro del castillo poco a poco iban perdiendo la moral. El hermano de Ujimasa fue enviado al castillo a pedir su rendición, pero Ijimasa no cedió. Entonces comenzó el ataque, Ujimasa se rindió y fue obligado a cometer seppuku. Su hermano fue exiliado y sus bienes fueron confiscados.

Durante su gobierno, Hideyoshi organizó una campaña para quitar las armas a granjeros y monjes, para transitar a la paz. Con el metal de las armas se elaboraron estatuillas de buda. Además, prohibió la contratación de ronin (mercenarios sin un amo a quién servir) y la entrada de granjeros a ciudades para convertirse en artesanos o comerciantes. Las intenciones de Hideyoshi eran establecer una estructura social rígida e inmutable. Quien naciera granjero, moría como tal (contradictorio, pues él siendo hijo de granjero era gobernador de Japón). Además, estableció por norma que las mujeres e hijos de los daimyōs debían de ir a la ciudad, donde prácticamente eran rehenes, ésto para asegurar la cooperación de los daimyōs. Por último, Hideyoshi fue el primer gobernador en establecer un censo general de Japón.

En los últimos años de su vida, fue recordado como una persona sanguinaria y violenta. Mandó a ejecutar a un primo suyo bajo sospecha de conspiración, y ejecutó también a toda su familia, salvo por una hija de un mes. También mandó a crucificar a varios monjes franciscanos. Su ambición de conquistar más territorios lo llevó a dos incursiones a Corea, en las que fue duramente derrotado.

Publicidad

Deja tu comentario!