El himno de Japón

Kimigayo

El himno nacional japonés es el kimigayo (君が代). Cuando comenzó el periodo Meiji y Japón comenzó a ser una nación moderna, no tenía himno nacional. Quien sugirió que la composición de un himno nacional era necesario para el país fue el instructor de una banda militar, John William Fenton.

La letra fue tomada de un tankaun poema que consiste en 31 sílabas y que fue encontrado en Kokin-wkashu, una antología de poemas del siglo X. La música fue compuesta por Hiromori Hayashi, un músico de la Corte Imperial, aunque después fue harmonizada por Franz Eckert, un músico de banda alemán. Kimigayo significa literalmente “El Reino del Emperador” se convirtió en el himno nacional en 1888. Sin embargo, no existe una traducción oficial a otros idiomas.

La palabra kimi (君) se utilizaba antes para referirse al emperador, aunque hoy en día se utiliza de manera coloquial. Es de entenderse que el poema fue escrito para la época en la que Japón era un imperio, que fue hasta antes de la Segunda Guerra Mundial.  Durante toda la época imperial de Japón, este país colonizó varios territorios en los países asiáticos vecinos, incluyendo a China, a Corea del Norte, Corea del Sur y algunos territorios del Sudeste Asiático.

Después de la Segunda Guerra Mundial, con la Constitución de 1947 Japón pasó a ser una República y el emperador se convirtió en un símbolo nacional sin funciones políticas. Desde entonces se ha cuestionado el uso del kimigayo en actos públicos, pues se relaciona con el pasado bélico de Japón junto con el hinomaru, la bandera de Japón.

Trivia: El kimigayo es uno de los himnos más cortos del mundo.

A continuación la letra del himno, en japonés, su lectura en kana, su pronunciación en romaji y una traducción aproximada:

君が代は きみがよは Kimigayo wa Que su reinado, señor,
千代に ちよに Chiyo ni dure mil generaciones,
八千代に やちよに Yachiyo ni ocho mil generaciones
さざれ石の さざれいしの Sazare ishi no hasta que los guijarros
いわおとなりて いわおとなりて Iwao to narite se hagan rocas
こけのむすまで こけのむすまで Koke no musu made y de ellas brote el musgo.

Publicidad

Deja tu comentario!