Obras de Satoshi Kon

Paprika es un condimento en polvo elaborado con pimientos rojos. También es el nombre de la última película realizada por Satoshi Kon, uno de los más grandes animadores de Japón.

Además de las películas producidas por Studio Ghibli, existen otras obras maestras que valen mucho la pena. Por ejemplo, las películas animadas de Satoshi Kon, las cuales se han dado a conocer por un razón muy particular. “Perfect Blue” y “Paprika”, la primera y la última película de Satoshi Kon, inspiraron enormemente a los directores de el “Cisne Negro” (Black Swan) y el “Origen” (Inception).

Paprika VS Origen

Las películas animadas de Satoshi Kon no son para niños

A diferencia del maestro Hayao Miyazaki y de otros grandes directores japoneses, Satoshi Kon creaba películas para adultos. A pesar de tratarse de animaciones, sus películas no son aptas para toda la familia. Tal vez ésta sea la razón por la cual no tenían tanta popularidad, puesto que su contenido es algo obscuro e intenso.

A través de la creación de personajes complejos, quienes sufren conflictos psicológicos y/o emocionales durante el desarrollo de una historia dramática y llena de suspenso, Satoshi Kon lograba hacer una exposición de las problemáticas de la sociedad japonesa.

En sus películas, Satoshi reflexionaba sobre los típicos ideales del ser humano: el desarrollo profesional, la realización personal y la búsqueda del éxito. Así mismo, reflexionaba sobre los efectos negativos que suelen darse cuando tratamos de alcanzar dichos ideales: El sedentarismo, la obesidad, la soledad, las adicciones, los trastornos y las obsesiones.

Paprika, la última película de Satoshi Kon

Película "Paprika"

En el caso de “Paprika”, la película comienza explicando un revolucionario método de terapia desarrollado por la Dra. Atsuko Chiba. Gracias a la invención de un dispositivo que permite entrar en los sueños de las demás personas, Chiba comienza a introducirse en la mente de algunos pacientes para tratar sus problemas psicológicos usando un avatar llamado Paprika.

No obstante, la verdadera historia se desata cuando tres prototipos son robados. El problema es muy serio, ya que el ladrón empieza a invadir la mente de las personas a través de los sueños. La última esperanza es la Dra. Chiba y Paprika (su otro yo), quienes tendrán que realizar una investigación, tanto en el mundo real como en el mundo de los sueños, para detener al responsable y descubrir sus verdaderas intenciones antes de que sea demasiado tarde.

Satoshi Kon cambió el cine de animación

En general, las obras de Satoshi Kon son únicas e inigualables. Satoshi era un genio que aprovechaba la flexibilidad y el poder creativo de la animación para jugar con los límites entre la fantasía y la realidad. De este modo, le era posible hacer una mezcla perfecta y hermosa de la trama principal y el subconsciente de sus personajes. Definitivamente, una fusión alucinante entre lo real y lo imaginario.

Satoshi Kon