No es tu imaginación. Los japoneses usan cubrebocas para todo tipo de situaciones, y es un fenómeno que ha ido en aumento. Mientras más consumidores los buscan, los cubrebocas han pasado a estar al frente de todos los productos en tiendas minoristas y de conveniencia. Mientras se acercan a la temporada invernal, o a la primavera (muchos japoneses son alérgicos al polen), su exhibición en las tiendas es cada vez más llamativa.

Para tener un vistazo rápido del mercado de los cubrebocas, basta con visitar los cuarteles generales de Unicharm Corporation, en Tokyo, uno de los productores más importantes y el primero en ofrecer el cubrebocas rittai (3D).

Tipos de cubrebocas

Primero veamos los diferentes tipos de cubrebocas. Los adultos mayores aún utilizan máscaras de gaza que pueden ser lavadas y reutilizadas, pero la mayor parte del mercado está cubierto por tsukaisute (desechables) hechas de algodón sin tejer. El estilo más estándar es el tipo puriitsu (plisado) que se puede ajustar a la forma de la barbilla. Los cubrebocas 3D han ido ocupando una mayor porción del mercado desde que Unicharm los introdujo en el 2003. La principal ventaja de los cubrebocas 3D es que se ajustan mejor, con menos aberturas y proveen espacio suficiente entre la máscara y la boca que facilita la respiración. También es menos probable que estropee el maquillaje, lo que los hace más populares entre las mujeres.

Historia de los cubrebocas en Japón

Los primeros cubrebocas de uso comercial fueron introducidos en Japón para trabajadores en fábricas. Consistían simplemente en un pedazo de tela unido a dos piezas de metal. El público general los comenzó a adoptar en 1918 cuando hubo una pandemia de influenza española. Los cubrebocas sin marco fueron el precursor al diseño moderno que fue creado en 1948.

En el periodo después de la guerra hasta hace pocos años, los japoneses que usaban cubrebocas eran las típicas personas que tenían gripa y no querían infectar a otras. Se ponían la máscara en lugares llenos de gente, como en el metro en la hora pico. Sin embargo, se la quitaban inmediatamente porque consideraban vergonzoso ser vistos con las máscaras puestas.

Sin embargo, ha habido un cambio en los hábitos de consumo. De acuerdo a Naoe Hirooka, gerente de marca de Unicharm, 2/3 de los encuestados los japoneses usan cubrebocas, sin preocuparles que la gente piense que están enfermas. Aquellos que no los usan por vergüenza ha caído precipitadamente. “Es cada vez más normal ver gente con cubrebocas en Japón”, dijo Hirooka.

Razones por las que los japoneses usan cubrebocas

Hoy en día se utilizan los cubrebocas igualmente para no contagiar a otras personas, y para prevenir la alergia al polen. Utilizado de manera adecuada, el cubrebocas puede cubrir de gotas de saliva que se disperan en el aire al estornudar. También ayuda en gran medida a quienes sufren de asma debido al polvo o al polen. Sin embargo, en años recientes los japoneses usan cubrebocas por moda.

El punto donde las cosas cambiaron fue en el 2009, cuando hubo de nuevo un pánico por la influenza H1N1. Todo mundo utilizaba cubrebocas, y no parecía darles pena. Ese único evento creó mayor aceptación del uso de cubrebocas en público.

Ahora, lejos de ser por consideración a otros, varios japoneses usan cubrebocas como una expresión de moda. Muchos de ellos piensan que se ven más atractivos, ya que el cubrebocas enfatiza los ojos, creando una ilusión de una mejor piel, o porque da un aire de misterio. El uso de este tipo de cubrebocas es llamado “date masuuku” (date se lee como en español), que quiere decir “sólo para mostrar”. Celebridades que quieren evitar a lagente, y mujeres que quieren salir a la calle sin tener que ponerse maquillaje utilizan cubrebocas para ocultar su rostro. Incluso hay quienes utilizan cubrebocas para cubrirse una espinilla. Para muchos introvertidos, el cubrebocas es una barrera psicológica que crea una distancia entre ellos y la sociedad.