Historia de Japón – Tokugawa Ieyasu, el unificador de Japón.

Ilustración de Tokugawa Ieyasu

Tokugawa Ieyasu fue una de las figuras más importantes de la historia de Japón: guerrero, estatista y fundador de la dinastía de los shogunes.

Tokugawa nació con el nombre de  Matsudaira Takechiyo en 1542, hijo de un señor feudal de la provincia de Mikawa. A Tokugawa le tocó vivir en un periodo de guerra civil general en todo Japón, con feudos en disputas territoriales que llevaban más de un siglo. Así, a la edad de cuatro años fue mandado al clan de Imagawa como rehén para llegar a una alianza entre ambos clanes. Tokugawa fue educado en la corte y recibió educación de un hombre noble como los demás.

Tokugawa Ieyasu

En 1567, murió el padre de Tokugawa y este heredó el puesto de líder de los Matsudaira, y se alió con Oda Nobunaga, un vecino poderoso. Fue en esta época en la que cambió su apellido de Matsudara a Tokugawa, el lugar de origen de su familia; y su nombre de Takechiyo a Ieyasu. Los siguientes quince años lucharía al lado de Nobunaga, y juntos adquirirían gran influencia y poder.

Cuando Nobunaga fue asesinado en 1582, Ieyasu adquirió más territorio, y se alió con el sucesor de Nobunaga, Toyotomi Hideyoshi. Hideyoshi lo mandó al as tierras del este, temiendo que su poder siguiera creciendo y atentara en su contra. Así, Tokugawa se instaló en Edo, actualmente Tokyo. Hideyoshi pronto murió en la guerra contra Corea, y Tokugawa quedó como uno de los guardianes de su hijo.

Batalla de Sekigahara

La inestabilidad estalló nuevamente en Japón, y Tokugawa tuvo que enfrentarse a Ishisa Mitsunari, un militar que antes había trabajado con Hideyoshi. Finalmente en 1600 triunfó Tokugawa en la famosa batalla de Sekigahara, logrando la supremacía de Japón. Para 1603, el emperador Go-Yōsei lo nombró Shogun (gobernador militar) para confirmar su poderío. Japón logró finalmente estar unificado bajo su control.

Nikko

Durante el gobierno de Tokugawa, éste intentó estabilizar a Japón y apoyó el comercio internacional, que incluyó el comercio con Europa. Fue hasta después de su muerte, que sus sucesores decidieron aislar a Japón del comercio exterior. Tokugawa murió el 17 de Abril de 1616, y un mausoleo en Nikko fue construido en su honor.

Publicidad

Deja tu comentario!