Estados Unidos en Japón

Durante la posguerra, Estados Unidos ocupó militarmente a Japón como una posición militar estratégica durante la Guerra de Corea. A su término, Japón pasó por una serie de cambios que marcaron el futuro de Japón.

Comodoro Matthew Perry en Japón

El primer contacto entre Estados Unidos y Japón se llevó a cabo por medio de comerciantes y exploradores. A finales del siglo XIX varios representantes de Estados Unidos viajaron a Japón para negociar acuerdos comerciales, incluyendo al comodoro Matthew Perry que en 1852 negoció el primer acuerdo comercial en la convención de Kanagawa (luego de forzar a Japón a abrir sus puertos al comercio exterior, dicho sea de paso). Asimismo, se estableció una delegación japones en Estados Unidos en 1860 con la esperanza de fortalecer las relaciones diplomáticas y comerciales de ambos países.

bomba de Hiroshima

Sin embargo, durante la Segunda Guerra Mundial ambos países fueron rivales, y Japón sufrió el bombardeo de Hiroshima y Nagasaki  en 1945 después de haber lanzado un ataque en el puerto de Pearl Harbor en 1941. Japón sufrió muchas pérdidas por estas bombas y el incendio de Tokyo. Después de la guerra, Japón pasó a ser una base naval estadounidense y tuvo cambios en la constitución, lo que dio lugar a la Constitución de 1947. Al mismo tiempo, China y Estados Unidos se habían involucrado en la Guerra de Corea defendiendo al Norte y al Sur respectivamente. Douglas MacArthur fue nombrado Comandante Supremo de las fuerzas aliadas en Japón. estas trabajaron para reconstruir al país, además de buscar consolidar la legitimidad de un nuevo gobierno. Para finales de 1945 se encontraban más de 350 mil soldados estadounidenses trabajando en diferentes proyectos de restauración en Japón.

firma de los Tratados de San Francisco

Bajo control aliado, Japón sufrió una transformación importante. Como se mencionó antes, tuvo una nueva constitución que enfatizaba principios democráticos, tuvo una reforma económica y educativa, y se desmilitarizó en virtud de la búsqueda de la paz. Finalmente la intervención estadounidense concluyó en 1952 tras el fin de la Guerra de Corea y la firma de los Tratados de San Francisco. Tras la intervención estadounidense comenzó una era de cooperación entre ambos países, al grado que se opina que Japón se “occidentalizó”.

La intervención estadounidense fue un punto de inflexión en la historia japonesa. No solamente adoptó nuevas medidas económicas alineadas al liberalismo, sino que cambió su estructura política a una democracia de tipo parlamentaria, e incluso tuvo cambios lingüísticos. Gran parte de las palabras extranjeras adoptadas por Japón provienen del inglés. Asimismo, hubo una importación masiva de contenidos occidentales, como los géneros de Rock y Jazz.

Disputa territorial de las islas Senkaku/Diaoyu

No obstante, la intervención estadounidense también dejó una serie de problemas para Japón. Un desacuerdo en los Tratados de San Francisco llevó a que Japón estuviera en disputa de las islas Senkaku/Diaoyu con China. Además, a pesar de que Estados Unidos retiró el ejército de las principales islas de Japón, continúa con bases militares en Okinawa. Sus pobladores han expresado en varias ocasiones su descontento por la presencia de la base en la isla. Por último, las relaciones con varios países del sudeste asiático se han tensado, pues se ve a Japón como un puente de Estados Unidos.

Publicidad

Deja tu comentario!