Shichi-Go-San

shichi-go-san

Shichi-go-san (七五三, “Siete-cinco-tres”) es un festival que se lleva a cabo en el que las niñas de tres y siete años, y los niños de cinco y tres años participan. En Japón se considera que los números impares son de buena suerte, por lo que estas edades son importantes en el crecimiento de los niños. El Shichi-go-san se lleva a cabo el 15 de Noviembre o el fin de semana más cercano y se pide por la buena salud de los niños a Ujigami, el dios de la salud.

En este día, los niños y niñas de estas edades visitan el santuario. Normalmente las niñas visten un kimono, mientras que los niños visten haorihakama. Sin embargo, en años recientes ha habido un número creciente de padres que deciden vestirlos con vestidos occidentales y trajes.

shichi-go-san 2

Además de ser considerados de buena suerte, en el periodo medieval había eventos importantes en estas edades. Antes se les razuraba el pelo a los bebés hasta que alcanzaban la edad de tres años. Además, a la edad de cinco los niños vestían por primera vez un hakama en público, y las niñas vestían por primera vez en público obi en su kimono, en lugar de un cordón. Estas tradiciones eran mantenidas por la aristocracia, pero poco a poco permearon en familias humildes. Los padres visitaban los santuarios para rezar por la salud de sus hijos. Se escogió el 15 de Noviembre porque se considera el año más favorable del año de acuerdo al calendario japonés.

chitose ame

Hoy en día, después de la visita al santuario los padres compran a sus hijos chitose-ame (千歳飴, “dulces para la longevidad”). Los dulces son alargados y sus envoltorios tienen ilustraciones de garzas y tortugas, dos animales asociados con la longevidad. Existe un refrán japonés que dice: 鶴は千年、亀わ万年 (Tsuru wa sennen, kame wa mannen, “Las garzas viven 1000 años, las tortugas 10 mil”).

Publicidad

Deja tu comentario!