Religiones de Japón – cristianismo en Japón

Aunque muchos no lo sepan, incluyendo los japoneses, el cristianismo tiene una larga historia en Japón. La fecha usual de la llegada del cristianismo se sitúa en 1549. Sin embargo algunos piensan que hay suficiente evidencia de llegaron a Japón por medio de India, China y Corea en el 199 de nuestra era, y que para el 400 ya había iglesias en Japón.

Cristianismo en Japón

En 1549, el sacerdote jesuita portugués Francisco Xavier llegó a Japón. Su sometimiento ferviente al sufrimiento hizo que varias personas se convirtieran en poco tiempo. Sin embargo, la iglesia adoptó con el tiempo métodos extremos, integrando elementos budistas y sintoístas y utilizando a señores feudales para obligar a otras personas a convertirse. Los shogunes también fueron convencidos de convertirse al cristianismo como una estrategia para ablandar las relaciones con Europa. Sin embargo, las constantes peleas entre señores feudales concluyeron en la persecución de más de 280 mil cristianos. En 1626 se prohibió el cristianismo, y por los siguientes 250 años Japón cerró sus puertas al resto del mundo. Sin embargo, el cristianismo perduró.

cristianismo en Japón 2

Fue en el siglo XIX cuando llegó la fuerza naval del Comodoro Perry y forzaron a Japón a abrir sus puertos al exterior. En 1859 llegaron los primeros misioneros protestantes a Japón. En 1868, el Emperador Meiji intentó modernizar a Japón, importando la tecnología más avanzada y a los académicos más prestigiosos de occidente.  Japón también buscó su expansión en el resto de Asia. La derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial marcó la primera derrota de Japón por una potencia externa, y fue obligado a adoptar una constitución democrática que garantizaba la libertad de religión.

cristianismo en Japón 3

A pesar de ello, Japón ha sido un país con poca influencia cristiana, pues se sigue viendo como una religión externa. Los himnos y canciones que se cantan, su arquitectura y decorado interno, no son propios de Japón. Hoy en día las iglesias tienen pocos asistentes, que consisten en 20 ó 30 personas, de las cuales la mayoría son mujeres. Los cristianos son una pequeña minoría que consiste en menos del 1% de la población.

 

Publicidad

Deja tu comentario!