Ninjas, los mercenarios de Japón

Fotografía de ninja a blanco y negro

Figuras vestidas de negro con la cara cubierta cruzan el patio, trepando las paredes como si fueran arañas y recorriendo las azoteas, veloces como un gato. Un samurái duerme mientras una de estas figuras pone a dormir para siempre a sus guardias. La puerta del dormitorio se desliza sin hacer ruido, una espada brilla con la luz de la luna y entonces…

Éste es el ninja de las películas y los cómics, los asesinos invisibles en vestuario negro con habilidades mágicas en el arte del secreto y la muerte. Esta figura fantasmagórica es muy llamativa, a decir verdad. Pero, ¿cuál es el origen de este personaje?

Ninja

Es difícil trazar el origen del primer ninja, más propiamente llamado shinobi. Después de todo, alrededor del mundo y a lo largo de la historia han existido siempre espías y asesinos. Según la tradición japonesa, los ninjas descendieron de un demonio que era mitad hombre, mitad cuervo. En la realidad, el ninja evolucionó lentamente como una fuerza de oposición a la clase superior de la época, el samurái, en el Japón feudal. 

Muchas fuentes indican que las habilidades que se volvieron en el ninjutsu (el arte del sigilo) comenzaron a desarrollarse entre los años 600 al 900. Se dice que el príncipe Shotoku contrató a Otomono Sahito como un espía shinobi.

dinastía Tang

Para el año 850, la Dinastía Tang en China comenzaba a declinar. Cayó en el 907, arrastrando a China a cincuenta años de caos. El colapso obligó a que varios generales de la dinastía huyeran a Japón. Estos comandantes llevaron con ellos nuevas tácticas y filosofías de la guerra.

Yamabushi

A la vez también llegaron monjes chinos en el 1020, llevando nuevas medicinas y filosofías del combate propias de ellos. Muchas de las ideas que se habían originado en India, y que recorrieron el Tíbet y China llegaron a Japón. Los monjes enseñaron sus métodos a clérigos japoneses (yamabushi) así como a los miembros de los primeros clanes de ninjas.

Por más de un siglo la mezcla de tácticas chinas y japonesas definieron al ninjutsu como una contracultura sin reglas. El ninjutsu llegó a formalizarse con Daisuke Togakure y Kain Doshi. Daisuke había sido samurái, pero se estaba debilitando en una pelea regional, perdiendo así su título de samurái junto con sus tierras. Usualmente, un samurái cometería seppuku en estas circunstancias, pero Daisuke no lo hizo.

En 1162, Daisuke conoció a Kain Doshi en las montañas al suroeste de Honshu. Kain Doshi era un clérigo chino. Daisuke renunció al código bushido y junto con Doshi desarrolló una nueva teoría de guerra de guerrillas llamado ninjutsu. Los descendientes de Daisuke crearon la primera escuela ninja, el Togakure ryu.

Código de samurái y ninjutsu

El samurái valoraba la lealtad y el honor sobre todas las demás cosas. En una batalla, el samurái seleccionaría a un sólo adversario, anunciaría su reto y pelearía. El samurái vestía colores llamativos en la armadura para anunciar su pertenencia a un clan. El bushido dictaba que debía ser noble y educado.

Por el contrario, el ninjutsu valuaba cumplir una misión, no importando los medios por los cuales se llegara. Ataques escurridizos, envenenamiento, seducción y espionaje eran métodos vergonzosos para un samurái, pero justos según las reglas del ninja.

¿Quiénes eran los ninjas?

Algunos de los líderes de los ninjas,  jonin eran samuráis que habían perdido el honor como Daisuke Togakure. Habían perdido en una batalla o habían tenido que renunciar, y huyeron en lugar de cometer suicidio. Sin embargo, muchos ninjas no pertenecían a la nobleza. Eran aldeanos y granjeros que aprendieron a pelear por los medios necesarios para su supervivencia. Los cuarteles de ninjas más famosos tenían su sede en las provincias de Iga y Koga.

También hubo mujeres ninjas. Una mujer ninja, o kunoichi se introducía a un castillo enemigo haciéndose pasar por una bailarina, concubina o sirvienta. Eran espías útiles, y en ocasiones también eran asesinas.

Uso de los ninjas por samuráis.

Los daimyos no siempre podían confiarse de una batalla campal, pero estaban limitados por el bushido. Así que en muchas ocasiones contrataban a los ninjas para hacer los trabajos sucios. Podían mandarlos como espías, a asesinar a un enemigo, o plantar información falsa, todo esto sin manchar su reputación.

Vestimenta, herramientas y armas

armas

En la cultura popular se ilustra a los ninjas completamente vestidos de negro, con solo los ojos descubiertos. Sin embargo este traje proviene del kabuki. Los ninjas en realidad usaban trajes azul marino para pasar desapercibidos en la noche. Normalmente usaban un uniforme para pasar desapercibidos entre sus enemigos.

Entre las herramientas y armas que utilizaban se encuentran el shinobigatana, una espada corta; el bo y la naginatapicas y artes marciales como el karate. También llevaban un equipo conocido como  shuko, un crampón de mano usado para escalar; y un tessen, un abanico de metal afilado.

Declive de los ninjas

Periodo Edo

La caída de los ninjas ocurrió en el Periodo Sengoku, cuando Oda Nobunaga emergió como el daimyo más poderoso y que reunificó a Japón. Nobunaga veía a los ninjas como una amenaza y lanzó un ataque rápido que obligó a que los ninjas pelearan en una batalla campal. Fueron derrotados y los que sobrevivieron huyeron a las provincias cercanas o a las montañas. Con la llegada de la estabilidad en el Periodo Edo disminuyó la necesidad de contratar a los ninjas, llegando su época al fin.

Publicidad

Deja tu comentario!