baran, pasto decorativo que se pone en el sushi

Si has ido a algún restaurante japonés y pedido sushi, probablemente te servirán un maki sushi, un montón de gengibre y una bolita de wasabi. Pero también habrás notado que entre cada pieza del rollo ponen una pieza de pasto decorativo hecha de plástico.

¿Alguna vez te has preguntado por qué los chefs ponen esa pieza de pasto decorativo en tu sushi? Aparentemente no es sólo para fines decorativos. Esa fina hoja de pasto decorativo ha reemplazado siglos de una tradición.

El chef Masa Sasaki, de Sasaki Restaurant en San Francisco explica que a este pasto decorativo se le conoce como haran (葉蘭), donde el primer caracter significa “hoja” y el segundo “orquídea”.

La gente utiliza el haran para prevenir que los olores y sabores de la comida se transfieran de un pedazo a otro. Por ejemplo, eso ocurre con el pescado y el arroz. Los japoneses usualmente utilizan hojas e bambú, que no solamente previenen que la comida transmita sabores, sino que también tiene una función que desacelera el crecimiento de bacterias.

sasagiri

Hoy en día se le conoce como baran, otra lectura de los mismos caracteres, y es el resultado de un arte centenario de cortar hojas en patrones, conocido como sasagiri.

Aunque el pasto decorativo que se utiliza hoy en día no tiene los beneficios para la salud que tiene el baran tradicional, sigue cumpliendo con su rol de separar los pedazos de sushi, evitar la transferencia de sabores y olores, y sobre todo, es muy, muy económico. Una caja con 1000 hojas cuesta tan sólo 6 dólares, o 0.6 centavos de dólar por pieza.