Acercamiento entre Japón y China

los jefes de estado de China y de Japón se reunieron en el G20

La elección de Trump como presidente de los Estados Unidos ha afectado de diferentes formas la política internacional. Países asiáticos se reagrupan para continuar con el TPP sin Estados Unidos, la Unión Europea y China se unen para combatir el calentamiento global después de la salida de EUA del acuerdo de París, Alemania se ha vuelto líder del mundo occidental sin proponérselo y Corea del Sur busca el diálogo con el Norte después de que este aumentara sus pruebas nucleares. Sin embargo, nadie esperaba un acercamiento entre China y Japón.

La historia de disputas territoriales entre China y Japón

Algunos analistas consideran un cambio potencial en las relaciones geopolíticas entre estos dos países. Las relaciones entre ambos países han sido frías por más de siete años. Han habido varios incidentes que han impedido el diálogo. Entre ellos están la disputa de las islas Senkaku/Diaoyu y visitas al santuario de Yasukuni por primeros ministros.

La disputa del conjunto de islas es uno de los puntos que impiden el avance en las relaciones. Ambos gobiernos reclaman la soberanía sobre las islas Senkaku (para Japón) o Diaoyu (para China). Beijing ha llevado a cabo acciones militares e incursiones cerca de costas japonesas para mandar un mensaje claro. Desde entonces, ambas partes han aceptado implementar mecanismos de manejo de riesgo para prevenir un conflicto.

En fechas recientes las pláticas entre ambos países han aumentado

Sin embargo, en fechas recientes Xi Jinping y Shinzo Abe han llevado a cabo varias reuniones bilaterales. Estas son las primeras que se llevan a cabo en cinco años desde que ambos tomaron el poder. Yang Jiechi y Shotaro Yachi, ministros de relaciones exteriores de sus respectivos países, se reunieron en Tokyo el 29 de mayo. Ambos expresaron el deseo de llevar a cabo visitas mutuas el siguiente año. También expresaron la intención de ambas partes de mejorar las relaciones. En Abril, Shinzo Abe invitó a China y Corea del Sur a llevar a cabo una cumbre trilateral. Y en la reciente cumbre del G20 Xi y Abe se reunieron.

Tokyo ha aceptado considerar alguna forma de cooperación dentro de la iniciativa del cinturón y la ruta. Toshihiro Nikai, secretario general del partido en poder mandó una misiva al presidente Xi felicitándolo por dicha iniciativa. La acción de Nikai no puede pasar inadvertida. El líder del partido liberal demócrata, que apoya a China, trata de restablecer un canal de diálogo entre ambos líderes.

Hay quienes apuntan que una oposición de dicha iniciativa por parte de Japón podría resultar en efectos negativos para el país. Anteriormente el gobierno japonés se opuso al proyecto chino del Banco Asiático de Inversión e Infraestructura (AIIB) mientras la mayoría de países asiáticos y países desarrollados lo apoyaron. Desde entonces, el Banco Asiático de Desarrollo (japonés) ha acordado cooperar con el AIIB.

¿Un acercamiento en las relaciones?

Para algunos el acercamiento con China es solo una de las varias políticas que ha emprendido Abe para mejorar su estatus en la región. Sus visitas a India, Vietnam, Australia y Filipinas tienen como mira mejorar su posición al negociar con Beijing. En última instancia, el objetivo de Abe es construir una coalición de democracias ocupando el lugar vacío de Estados Unidos en la región. Por último, viendo la imagen completa las reuniones entre los jefes de estado de ambos países puede ser que no resuelvan muchos de estos problemas.

Publicidad

Deja tu comentario!