Premium Friday, ¿funcionará?

El gobierno japonés ha decidido establecer que cada último viernes de mes, los trabajadores saldrán más temprano para tener un fin de semana más largo. Las intenciones detrás de esto es motivar el gasto y el esparcimiento de la gente.

En una sociedad en la que las horas extra se han normalizado, han surgido términos como “empresas negras” y “karoushi”, el gobierno japonés ha presionado a que las empresas tomen medidas para reducir el estrés laboral. En uno de los casos recientes más sonados de muerte por exceso de trabajo Matsuri Takahashi, quien había trabajado más de 100 horas extra durante el mes, el director de la compañía Tokyo Dentsuu se vio obligado a renunciar.

Se han tomado medidas para tratar de disminuir la presión en el ambiente laboral. Algunas empresas han decidido apagar las luces de la oficina a partir de cierta hora para obligar a que los trabajadores dejen el lugar de trabajo. Otras empresas han decidido negociar con los trabajadores para que hagan las horas extras en la mañana y así puedan salir de la oficina a tiempo.

El premium friday es la última de las estrategias del gobierno de Abe que pretende matar dos pájaros de un tiro: Por un lado tiene la intención de dar más horas de esparcimiento a los trabajadores, y por el otro incentivar el gasto e impulsar la economía.

La estrategia fue implementada a partir del último viernes de febrero, y los trabajadores podrán disfrutar de algunos beneficios como salir del trabajo a las 3 de la tarde, y descuentos en centros comerciales y boletos de avión.

El instituto de investigación de Mizuho estima que la iniciativa podría tener un impacto de 500 a 600 mil millones de yenes si más compañías se unen a la campaña. Las industrias más beneficiadas serían la de restaurante y viajes. De acuerdo al consejo que promueve la campaña, de 1600 empresas encuestadas, el 76.4% ha apoyado la propuesta. Aquellas que se registren exhibirán en la entrada un logo con la insignia.

Sin embargo, hay quienes miran esta propuesta con excepticismo. El economista Hajime Yamazaki afirmó que esta propuesta sólo hará que la gente gaste en el último viernes de cada mes en lugar de otros días, además que mientras los trabajadores de las empresas no trabajan, la carga laboral aumenta en la industria restaurantera y turística en estos días. La presión de unos se pone en hombros de otros.

Publicidad

Deja tu comentario!