Mitología y folclor japonés – Kuchisake-onna

kuchisake-onna 1

Se dice que en las noches frías de neblina, por las calles de Japón circula una mujer con un cubrebocas. La mujer, bonita en apariencia, se acerca a los peatones y tímidamente pregunta:Watashi wa kirei?” (¿Soy bonita?). Pero tras su cubrebocas guarda un secreto. El nombre de este ser es kuchisake-onna (口裂け女), que quiere decir “mujer con la boca cortada”.

 

Origen de kuchisake-onna
kuchisake-onna 4

Supuestamente la leyenda se originó con una mujer que vivió hace cientos de años (tal vez en el periodo Heian) que era esposa o concubina de un samurai. Se dice que esa mujer era muy bella, pero también vanidosa, e incluso que le era infiel a su esposo. El samurai, celoso en extremo, atacó a su esposa y le cortó la boca de oreja a oreja. Después le gritó: “¿quién te considerará hermosa ahora?”. Después de eso, la mujer tuvo que cubrir su rostro con un abanico para ocultar su cicatriz.

La leyenda urbana toma éste como punto de partida. Cuenta que una mujer que merodea de noche (especialmente en noches con neblina) con su rostro tapado  por un cubrebocas. Esto no es raro en Japón en días fríos, ya que la gente utiliza normalmente cubrebocas en las calles para no contagiar a otros. Cuando se encuentra con alguien, principalmente niños o estudiantes, pregunta tímidamente “¿soy bella?” o una pregunta similar. Si la persona responde afirmativamente descubre su rostro, revelando su cicatriz y repitiendo la misma pregunta. Entonces si la persona sale corriendo por temor, la mujer corre tras de ella. Normalmente se dice que carga con un objeto punzocortante, como un cuchillo o tijeras. En caso de ser atrapados por kuchisake-onna, ésta les deja una cicatriz similar.

Otras variaciones de la leyenda

kuchisake-onna 2

En algunas versiones se dice que kuchisake-onna flota (como las apariciones representadas por artistas de Ukiyo-e, que las retrataban sin pies y flotando). Kuchisake-onna ha aparecido en varias imágenes que datan del periodo Edo. Después fue olvidada por el folclor japonés cuando entró a la era moderna. La leyenda fue retomada en 1979 y 1980, a partir de algunas noticias de ataques a niños.

En la era moderna, las causas de su cicatriz en la boca se diversificaron. Algunas leyendas dicen que se debe a una cirugía que salió mal, otras dicen que fue un accidente de auto. Otras más originales dicen que se debió a la contaminación ambiental que también le dio siete dedos en cada pie, lo que le permite correr más rápido. Una versión distinta que es una paciente de un hospital psiquiátrico que escapó y que ella misma se infligió la herida. Incluso cuentan que fue víctima de una violación en la que además le dejaron esa cicatriz.

kuchisake-onna 3

También se dice que para escapar de kuchisake-onna hay que darle un alimento difícil de morder (fruta, dulces duros) que le recuerdan de su cicatriz, y entonces huye. Una loción también funciona. De acuerdo a la leyenda en que fue violada, los violadores llevaban loción. Asimismo tienes suerte si tienes tipo de sangre “O” (los japoneses son muy supersticiosos con el tipo de sangre). Tampoco puede usar escaleras, ni atacará a personas que le ofrezcan curitas. La más original dice que si se dice tres veces “ajo” (ninniku) y se dibuja el kanji de perro (犬) en la palma de la mano se logra ahuyentar al monstruo (no encuentro una explicación lógica para esto).

Publicidad

Deja tu comentario!