Las relaciones Corea del Norte-Japón

retrato de Kim Jong-un

Recientemente se publicó la noticia de que Corea del Norte había llevado a cabo por tercera ocasión una prueba nuclear, desafiando las imposiciones de las Naciones Unidas. Esta prueba parece ser un paso más para que Corea del Norte tenga armas nucleares capaces de llegar a Estados Unidos. ¿Qué implica esto para las relaciones entre Corea del Norte y Japón?

Mapa este de Asia

Las relaciones con las dos Coreas siempre han sido difíciles. Japón ha tenido un historial de ser un país imperialista, invadiendo en varias ocasiones territorios de sus países vecinos. Hoy en día tiene disputa por varias islas con ambos países.

Otro evento que puso en juego las relaciones entre Corea del Norte y Japón ocurrió durante la Segunda Guerra Mundial, cuando varias mujeres coreanas fueron forzadas a prostituirse para los soldados. La mayoría de mujeres eran menores de 18 años para entonces, y muchas de ellas que siguen con vida han demandado al gobierno japonés, exigiendo que se les compense. Desde entonces el tema ha sido muy sensible dentro de la política japonesa, y se ha evitado incluir el tema en los libros de texto para evitar que vuelvan a surgir controversias.

Protesta de mujeres

El incidente más álgido ocurrió durante la década de los setentas y los ochentas, cuando varios ciudadanos japoneses fueron secuestrados por el gobierno de Corea del Norte. El plan de Corea del Norte era entrenar a gente como espías para que se introdujera en las instalaciones militares de Estados Unidos en Japón. Tras varios años de negociaciones, el gobierno norcoreano devolvió a varios ciudadanos, sin embargo afirmó que ocho de ellos murieron. El tema sigue causando controversias, pues el gobierno japonés exige que se devuelvan los cuerpos.

Las relaciones entre ambos países se normalizaron en 1991, cuando Corea del Norte y Corea del Sur entraron al mismo tiempo a las Naciones Unidas. Desde entonces, aunque no tienen relaciones diplomáticas, han tratado de establecer diálogos. Con el cambio de poder y la entrada de Kim Jong-un al poder, Japón buscó restablecer diálogo con Corea del Norte, luego de cuatro años de tener una relación fría.

El martes 12 de febrero de este año, Corea del Norte hizo una tercera prueba nuclear que en apariencia fue exitosa. Con esto, Corea del Norte logró detonar una bomba de menor peso y mayor poder, con la capacidad de llegar más lejos.  El gobierno de Kim Jong-un desobedeció las instrucciones de la ONU, que le prohíben el desarrollo de investigación nuclear con fines armamentistas. Después de esto, es de esperar que las relaciones con Japón, y con el resto de la región se distancíen.

UN SC

Seguido de la prueba nuclear, el Primer Ministro de Japón Shinzo Abe hizo una declaración en la que reprobaba las acciones armamentistas del Corea del Norte, diciendo que llevaban a desestabilizar la región. Por otro lado, el Primer Ministro convocó a una junta de los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, quienes por unanimidad reprobaron las acciones del gobierno de Corea del Norte.

Shinzo Abe

En consecuencia del programa de desarrollo nuclear de Corea del Norte, Japón ha buscado fortalecer la alianza con Estados Unidos, que le puede proveer de seguridad en la región. De sera así, la rivalidad entre China y Japón podría aumentar, porque instalar un mayor armamento en el archipiélago japonés representa una amenaza para China. Por otro lado, el gobierno de China también se opone a que Corea del Norte desarrolle sus propias armas.

Publicidad

Deja tu comentario!