Mitología y folclor japonés – Gasha dokuro

gasha dokuro

Los gasha dokuro son esqueletos gigantes que merodean por los campos en las horas más obscuras de la noche. Sus dientes castañean produciendo un sonido como gachi gachi, del que proviene su nombre. Debido a que carece de músculos, este monstruo se desplaza arrastrándose por el suelo. El gasha dokuro acecha a los hombres que van por los caminos de noche, aplastándolos con sus manos y devorando sus cabezas.

gasha dokuro 2

Se dice que el origen del gasha dokuro proviene de los cuerpos de soldados que murieron en el campo de batalla, o que murieron en el campo sin recibir los ritos funerarios adecuados. Sin poder pasar al otro mundo, sus almas renacen como fantasmas hambrientos, deseando eternamente las cosas que alguna vez tuvieron. Como muchos espíritus, estos se generan porque el soldado al morir tenía un sentimiento fuerte de ira o dolor en su alma. En su lecho de muerte, ese sentimiento se transforma en un resentimiento hacia los vivos, que es lo que perpetúa su existencia. Cuando los huesos de cientos de cadáveres se acumulan es cuando surge el gasha dokuro.

gasha dokuro 3

Estas criaturas son gigantescas y muy poderosas, por lo que no pueden  ser aniquiladas. Solo llegan a desaparecer cuando la energía de sus cuerpos se agota. Debido a que es una criatura compuesta de cientos de almas, estos monstruos se encuentran cada vez con más rareza, pues los tiempos de guerra y hambruna han terminado. El registro más antiguo sobre el gasha dokuro data de hace mil años. La historia habla de una rebelión contra el mandato de un samurai llamado Taira no Masakado. Su hija, Takiyasha-hime era una hechicera famosa. Cuando Masako es asesinado durante la rebelión, su hija continuó su causa. Utilizando magia negra, ella invocó a un gran esqueleto que atacó la ciudad de Kyoto.

Publicidad

Deja tu comentario!