Kintsukuroi

kintsukuroi

En un artículo anterior hablé sobre los boros, que son un ejemplo de cómo los japoneses aplican el concepto de mottainai a la vida diaria para reparar objetos y darles mayor tiempo de vida. Otra forma en la que aplican esta filosofía es a través del arte del kintsukuroi. La palabra kintsukuroi (金繕い) es una forma de arte que consiste en reparar cerámica. A pesar de que en occidente la cerámica que se rompe se considera un desecho, o incluso la cerámica que se repara se considera fea, en Japón tiene un valor especial. 

kintsukuroi 2

Un objeto hecho a mano, como un tazón o una taza se aprecian por el cuidado que el orfebre le puso para darle un propósito. Al romperse un objeto y repararlo, los japoneses consideran que se realza el valor del objeto a un nuevo nivel de apreciación. Este arte de reparar cerámica data del siglo XVI. La historia habla de un terrateniente al que le fue entregado un bello tazón que sería utilizado para una ceremonia de té. Alguien dejó caer por accidente el tazón, que se rompió en cinco piezas. Uno de los invitados improvisó un poema en el que hablaba del nombre de quien dio el tazón, el estilo de este y las cinco piezas, provocando las risas de los demás invitados y evitando que el terrateniente se enojara.

kintsukuroi 3

En lugar de considerarse que se pierde el valor, al reparar la cerámica se crea una sensación de una nueva vitalidad. Dicho de otra forma, el tazón se vuelve más bello después de haber sido roto y reparado. Dicho de otra manera, la prueba de la fragilidad de estos objetos y de su capacidad de recuperarse son lo que los hace bellos.

ginnaoshi

Aunque la palabra kin (金) se utiliza para referirse a los metales en general, usualmente se utiliza laca de polvo de plata o de oro,  de manera que se “parchan” las fisuras con metal. Es por eso que también se utilizan otras expresiones como kinnaoshi (金直し) o ginnaoshi (銀直し) cuando se refieren específicamente a la reparación con oro o plata, respectivamente.

Publicidad

Deja tu comentario!