Tipos de hoteles en Japón

Si piensas viajar a Japón es útil que conozcas los diferentes tipos de hoteles. Desde un hotel comun hasta un tradicional ryokan, pasando por  los novedosos hoteles cápsula, hay una gran variedad de lugares para hospedarte, de acuerdo a tus gustos y necesidades.

Hoteles occidentales: En todas las ciudades importantes de Japón podrá encontrar hoteles de estilo occidental. Si va en temporada alta es aconsejable reservar con anticipo. El personal que lo atiende está capacitada para hablar inglés. El precio de un hotel de primera clase puede variar entre los 15 mil y 30 mil yenes por una habitación individual con baño y 25 mil y 45 mil por una habitación doble con baño.

Hoteles de negocios: Son hoteles cómodos, pero de menor tamaño que un hotel y con menos servicios, como servicio de habitación. El precio va de 5,500 a 10 mil yenes por persona. Normalmente ofrecen habitaciones individuales.

Ryokan: Si lo que a usted le interesa es introducirse a la cultura japonesa, hospedarse en un ryokan es una excelente elección. Estos hospedajes son típicos de Japón. El ryokan cuenta con un amueblado austero. Las habitaciones se encuentran separadas por puertas corredizas (shoji)  y los huéspedes duermen en camas a nivel de piso (futón). Muchos ryokan cuentan con onsen (baño de aguas termales) y a la hora de la cena puede disfrutar de platillos típicos de la región. Sin embargo, debe respetar algunas normas, como quitarse los zapatos y usar sandalias dentro del edificio, y andar descalzo dentro de la habitación para no dañar el tatami. Los precios van de los 12 mil a los 20 mil yenes.

Minshuku: Los minshuku son otra alternativa para los que buscan una experiencia más tradicional y económica. Estos son cuartos de huéspedes dentro de una casa familiar. Sin embargo, no contarás con los servicios o comodidades de un hotel, ya que se espera que el huésped se haga cargo de la limpieza y el acomodo de su habitación.

Hoteles cápsula: Este tipo de hoteles llamaron la atención por el servicio que ofrecen en cuartos de dimensiones pequeñas (de ahí que les llamen “hoteles cápsula”). En un cuarto pequeño podrás encontrar servicios como televisión, radio, despertador y luz que puedes ajustar. Si has perdido el último tren de noche y te encuentras en el centro de una de las ciudades grandes esta es una buena opción. Sin embargo, no es una experiencia que todos prefieran.

Publicidad

Deja tu comentario!