El sistema político japonés, parte 2

En la ocasión anterior hablé de las generalidades del sistema político japonés y sobre el poder legislativo. En esta ocasión hablaré sobre los dos poderes restantes, que son el ejecutivo y el judicial.

El gabinete y la rama ejecutiva

Gabinete del ejecutivo

La rama ejecutiva está conformada por el gabinete, cuyos miembros emanan de la Dieta, y es el supremo órgano en la toma de decisiones del poder ejecutivo. El primer ministro, quien dirige el gabinete, tiene la capacidad de elegir o destituir a los ministros de estado que conforman su gabinete.  Él o ella preside en las juntas de gabinete y puede ejercer su poder de decisión en varios sectores del aparato administrativo del estado. Las resoluciones del gabinete se alcanzan por medio de la unanimidad.

El gabinete además tiene bajo su control y coordinación un número de ministerios y otros órganos administrativos centrales a los cuales delega el ejercicio y control de algunas tareas rutinarias del gobierno central de Japón.

Como parte de algunos esfuerzos de reforma que trataron de aumentar la eficiencia y efectividad de las operaciones del gobierno, en Enero del 2001 la rama ejecutiva del gobierno tuvo una reorganización en la cual el número de ministerios existentes y comisiones y agencias a nivel de ministerios se redujeron de 22 a la mitad. Además, se creó una nueva Oficina del Gabinete, que incluye 11 ministerios que fueron creados en el 2007. La agencia de defensa se cambió por el ministerio de defensa.

A partir del 2011 cada ministerio es dirigido por un ministro de estado seleccionado por el primer ministro, y cada ministro es asistido por uno o dos viceministros y hasta tres secretarios parlamentarios. Estos oficiales usualmente son miembros de la Dieta.

Por su parte, la Oficina del Gabinete fue creada para fortalecer las funciones del gabinete y de la capacidad de liderazgo del primer ministro. Encabezado por el primer ministro, la Oficina del Gabinete elabora planes y tiene coordinación con otros ministerios y agencias de gobierno. Entre sus comisiones están la Comisión de Comercio Justo, la Comisión de Seguridad Pública Nacional y la Agencia de Servicios Financieros. Además, cuenta con tres consejos: el Consejo por la Ciencia y la Tecnología, el Consejo Central de Manejo de Desastres, y el Consejo por la Equidad de Género. Juntos, la Oficina del Gabinete, los ministerios, las agencias y las comisiones son conocidas como las Oficinas del Gobierno Central.

Luego de la reorganización de los ministerios de gobierno, el Gobierno Nacional privatizó las vías férreas y el servicio postal, y para el 2010 contaba con un total de 333,800 servidores públicos. Esta cifra revela un gran decrecimiento en el aparato burocrático, pues para el 2001 se contaba con 1 millón 268 mil trabajadores al servicio del Estado.

 

La suprema corte y el poder judicial

Sede de la Corte Suprema

En Japón, la constitución estipula que “ninguna acción disciplinaria contra los jueces debe ser administrada por algún órgano o agencia ejecutiva”. Todos los conflictos legales, ya sean civiles, administrativos o penales, son sujeto del juicio de las cortes. Establecido por la constitución, la Suprema Corte es el mayor órgano judicial. Hay cuatro tipos de cortes menores que fueron creadas en el 2011, que son: 8 tribunales superiores, 50 tribunales de distrito, 50 tribunales familiares, y 438 tribunales sumarios. De acuerdo a la constitución, ningún tribunal extraordinario se debe establecer “ni ningún órgano o agencia del ejecutivo debe tener poder judicial”.

De acuerdo al artículo 6 de la constitución “el Emperador debe nombrar al Juez Jefe de la Suprema Corte, como designado por el Gabinete”. El gabinete por su parte designa a los otros 14 jueces de la Suprema Corte. Para ser candidato a elección, “se debe ser una persona de gran discernimiento, bien fundamentado en el derecho, y con una edad mínima de 40 años”. Un mínimo de 10 miembros debe ser seleccionado de entre aquellos distinguidos como jueces, fiscales públicos, abogados, profesores o asistentes de profesores en ciencias jurídicas en universidades; el resto no necesitan ser juristas. La edad de retiro es a los 70 años.

Además de su autoridad como la única corte de último recurso, la Suprema Corte tiene la autoridad de definir las reglas en un proceso de litigio, junto con otros derechos especiales de la administración jurídica, incluyendo el designio  de una lista de personas de la cual el gabinete nombra a jueces para tribunales menores.

Publicidad

Deja tu comentario!