Etiqueta en la comida

Si vas a Japón, una actividad cotidiana a la que te enfrentarás es la etiqueta a la hora de comer. De entrada, si no sabes usar los palillos te recomiendo que lo vayas haciendo, porque son el utensilio por excelencia. Aquí les escribo algunas recomendaciones de etiqueta.

Antes de empezar a comer, la gente suele decir 「いただきます」(itadakimasu) y al terminar de comer 「ご馳走様」 (ごちそうさま、gochisousama), que son una forma de decir “buen provecho” y “gracias por la comida” (no literalmente, pero el sentido de la traducción sería ese).

Es común que en los restaurantes japoneses se sirvan platillos en el centro de la mesa y que la gente los comparta. Si vas a tomar un bocado de uno de estos platillos, lo debes hacer con el extremo opuesto al que usas para comer.

Algunas cosas que se consideran de mala educación son: sonarse la nariz, hablar de temas que tengan que ver con el baño u otros temas desagradables en la mesa, eructar, dejar un platillo sin terminar, y servirte salsa de soya de más.

Los japoneses son muy supersticiosos, y por lo tanto piensan que es de mala suerte clavar los palillos en el arroz o pasarse un bocadillo de una persona a otra por medio de los palillos. Ambos tienen que ver con ritos funerarios: usualmente se ofrecen platos de arroz con los palillos clavados para los difuntos, y al cremar el cuerpo del difunto los huesos se pasan de un familiar a otro por medio de los palillos. Evita hacer cualquiera de las dos cosas en la mesa.

En cuanto a la bebida, no es bien visto que te sirvas en tu propio vaso. Lo más adecuado es servirle al otro si ves que el vaso está casi vacío y esperar a que te sirvan. En restaurantes refinados no se ve bien que la gente tome de más, pero en otros restaurantes más tradicionales es muy común ver trabajadores o estudiantes tomados. Eso sí, evita molestar a los demás clientes. Por último, nadie empieza a tomar hasta que todos tengan un vaso servido y digan 「乾杯!」(かんぱい!¡kampai!).

Publicidad

Deja tu comentario!