Yokohama y el jazz en Japón

Jazz en Japón

Así como el jazz en Estados Unidos se originó en Nueva Orleans, no podemos ignorar la importancia que tuvo el puerto de Yokohama en el desarrollo de este género en Japón. El Jazz comenzó a ser importado a Japón a través de ciudades portuarias como Yokohama y Kobe desde la década de 1920. Estos puertos traían pasajeros, bienes y bandas de todos lados del mundo. Hoy en día, los fans del jazz en Yokohama consideran esta la cuna del jazz en Japón, y lo demuestran a través de su gran variedad de clubes de jazz y de dos grandes festivales de jazz al año.

Las raíces de este género se originan en la década de 1920, cuando Yokohama era el mayor puerto entre Manila y Shanghai, dos ciudades importantes para el turismo de entretenimiento. En esa época, incluso el Yamate Gate Za y el Gaiety Theater, dos auditorios importantes de Japón, intercalaban funciones de jazz entre presentaciones de Shakespeare y óperas de Puccini en cartelera.  En estas funciones de jazz se ambientaba el auditorio para hacerlo una pista de baile.

Chigusa

La llegada de tecnologías de grabación en 1930 ayudó a que se establecieran varios cafés de jazz. Los amantes de jazz no podían costearse los altos costos de  los equipos reproductores, pero sí estaban dispuestos a comprar una taza de café y poder disfrutar esta música. El famoso Chigusa abrió en 1934 y continuó existiendo de manera ininterrumpida hasta hoy, salvo por el periodo de guerras. Varios de los más famosos intérpretes de jazz, como Toshiko Akiyoshi y Sadao Watanabe escucharon por primera vez a Bud Powell o Charlie Parker en el pequeño café de Chigusa en la posguerra. Otro de los cafés más importantes de Jazz es el Down Beat que abrió sus puertas en 1956. Con más de 3 mil LPs y paredes tapizadas con portadas de revistas de jazz, Down Beat fue uno de los lugares más exitosos y frecuentados por amantes del jazz.

Durante la ocupación estadounidense, el Jazz se convirtió en un símbolo del nuevo cambio en la identidad nacional, acompañado de una obsesión por la cultura estadounidense. De acuerdo a E. Taylor Atkins, quien escribió “Blue Nippon”, un estudio sobre el jazz y la autenticidad en Japón durante la posguerra, la cultura americana fue crucial para el desarrollo de una cultura democrática por medio del bebop (un género de jazz de ritmos rápidos).

Jazz en Japón 2

Este periodo fue esencial para los músicos de jazz japoneses. Parecía haber mayor concentración de clubes para soldados afroamericanos que en cualquier otro lado, y así los japoneses que se alinearon más hacia el bebop que al swing y a géneros de baile gravitaron en torno a Yokohama.

En esa euforia por reconstruir a Japón, los principales bares de Yokohama ofrecían oportunidades a músicos japoneses y soldados estadounidenses para compartir la escena e intercambiar ideas musicales. El espíritu del intercambio cultural continúa hoy en día en los principales festivales de Yokohama. Atkins comentó que “En Yokohama [el jazz] obviamente se convirtió en una metáfora dominante para la internacionalización de la ciudad y para su aura cosmopolita”.

Yokohama Promenade

El festival de música de Honmoku, que comenzó en 1980 todavía trae artistas de renombre internacional. El Yokohama Jazz Promenade fue resultado de la fusión de varios festivales en 1993. Año con año, este festival atrae a decenas de miles de espectadores para escuchar a más de mil músicos que tocan en decenas de escenarios, desde salas de concierto hasta en las calles.

Airegin Yokohama

Pero en cualquier noche se pueden encontrar clubes de jazz cerca de las estaciones de Sakuragicho y Kannai que ofrecen música en vivo. Incluso cafés como el Airegin establecido en 1969, y el Dolphy, que ofrecen tan sólo 50 asientos tienen mucha clientela de la crema y nata de los conocedores de este género. Tomonao Hara, trompetista de jazz, comentó que el G Clef y Jazz Is son pequeños, pero la audiencia siempre es excelente. Otro club conocido es el Bar Bar Bar.

A continuación algunos ejemplos de jazzistas japoneses importantes.

Toshiko Akiyoshi – Piano Trio

 

Sadao Watanabe – Groovin’ High

 

Tomonao Hara – Jog

 

Masabumi Kikuchi Trio – Shall We Dance?

 

Izanami – Izanami

 

Yoko Kanno and The Seatbelts – Piano Bar

Publicidad

Deja tu comentario!